Actualizado 31/12/2015 13:04:07 +00:00 CET

El PP dice que el nombramiento del marido de Montón en Egevasa "ha dañado la línea de flotación del tripartito"

VALENCIA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

La portavoz adjunta del grupo parlamentario del PP en las Corts Valencianes, Eva Ortiz, ha considerado este jueves que el nombramiento de Alberto Hernández, marido de la consellera de Sanidad, Carmen Montón, como gerente de la empresa mixta Egevasa "no se sostenía" y que ha dañado irremediablemente la línea de flotación del tripartito", en alusión al Consell dirigido por PSPV y Compromís con el respaldo de Podemos.

Ortiz se ha pronunciado de este modo, en un comunicado, tras conocerse la decisión de Hernández de renunciar al cargo de gerente de Egevasa tras ser designado como tal el pasado 29 de diciembre. La responsable 'popular' ha indicado que esta dimisión "da la razón al Partido Popular" porque "era un nombramiento que carecía de ética y de estética, no solo por tratarse del cónyuge de un miembro del gobierno valenciano, sino por carecer de la experiencia necesaria en el sector del agua".

Eva Ortiz ha señalado que esta renuncia "deja además otra imagen", según ha dicho, que haya tenido "que ser Hernández quien presentara su dimisión mientras PSPV y Compromís han estado inmersos en una guerra de acusaciones mutuas y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, desaparecido en combate".

"Hemos pasado dos días asistiendo a un culebrón con tintes patéticos, donde la Generalitat decía que el nombramiento correspondía a la Diputación de Valencia, y a su vez en la corporación provincial señalaban que el nombre les llegó desde el Palau de la Generalitat", ha manifestado la portavoz adjunta del PP.

"La vicepresidenta --Mònica Oltra-- arremetió contra la consellera mientras Montón decía que esto pasaría y que se debía a ruido
post-electoral", ha agregado Ortiz, que ha apuntado que "al final era tan insostenible que no han podido esperar a que escampara la tormenta".

La responsable 'popular' ha criticado que "mientras, Puig ha hecho lo que mejor se le da, quedarse en tierra de nadie". "El presidente está tan maniatado en el propio Consell que ha sido incapaz de situarse en un asunto como éste. Dice que no opina, y lo peor es que tampoco actúa, se queda sentado intentando ser invisible para PSPV y Compromís mientras estos se lanzan dardos. Tras los acontecimientos de hoy Puig ha quedado en el peor lugar posible", ha manifestado Eva Ortiz.

Para leer más