Actualizado 21/11/2022 10:29

La primera planta de reciclaje de Europa de calzado, textil y juguete llega a nuevos sectores tras 6 meses "frenéticos"

El demostrador, ubicado en Elda (Alicante), se abre al automóvil y transporte

VALÈNCIA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La primera planta puesta en marcha en España y Europa para transformar en materia prima los residuos del calzado, textil y juguete se ha abierto a nuevos sectores como el de la automoción, "está calando en la sociedad, se ha vuelto 'viral' y ha llegado hasta el consumidor".

Es el balance que hace el investigador de Economía Circular del Instituto Tecnológico del Calzado (INESCOP), Borja Mateu, tras los primeros seis meses de funcionamiento del proyecto piloto del Demostrador de Industria Circular instalado en Elda (Alicante) por parte de este instituto tecnológico valenciano, el del juguete (AIJU) y el del textil (AITEX). Las instalaciones, aún no operativas para el uso comercial, sirven para investigar el reciclado y la valorización de residuos y además las empresas pueden realizar en ellas pruebas con sus propios residuos.

Esta planta innovadora, en el marco del proyecto Circular Industry 2.0, es capaz de reciclar los productos multicomposición --de más de 40 materiales distintos-- que de otra forma terminarían en vertederos o incinerados. Una novedad teniendo en cuenta que en la Comunitat Valenciana solo el 5% de los residuos del calzado, el textil y el juguete se reciclan cada año. De hecho, se trata de la primera instalación en España y Europa de estas características, que cuenta con una dotación de 741.000 euros del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace).

Mateu ha explicado a Europa Press que los primeros seis meses desde su puesta en marcha han sido "frenéticos" y que AIJU, AITEX e INESCOP "no han parado". "Esto no se acaba tras las pruebas, el prediseño de equipos, la fabricación y puesta en marcha de este nuevo proceso; desde entonces estamos trabajando con nuevos sectores como es la automoción y transporte con residuos multicomposición como asientos, parachoques, tapicería que antes terminaban en vertedero", ha detallado.

Los primeros resultados obtenidos "son muy positivos", ha destacado, ya que el demostrador está consiguiendo "la circularidad completa para algunos de los residuos multicomponente". No obstante, sus responsables creen que pueden "hacer más" y por ello los tres centros están trabajando con la industria en otros proyectos de I+D para mejorar la reciclabilidad de los productos, desde el ecodiseño hasta nuevos procesos de reciclaje químico y formulación de nuevos materiales.

Además, los investigadores del Demostrador de Economía Circular también han estado poniendo el foco en "la divulgación y transferencia del conocimiento con jornadas de puertas abiertas para estudiantes, empresas de diversos sectores y gestores de residuos", así como autoridades y representantes políticos, que "han sabido ver el potencial de la economía circular". "Podemos destacar más de cien visitas adaptadas para dar a conocer el proceso", ha destacado el experto.

En ese sentido, Mateu ha incidido en que "uno de los factores más satisfactorios" de esta iniciativa es que "está calando en la sociedad, 'se ha vuelto viral' y ha llegado hasta el consumidor que ya se pregunta que ocurre con lo que dejan en el contenedor y eso es el verdadero principio del cambio, ya que somos los consumidores quienes con nuestra compra propiciamos este tipo de modelos.

La valorización y el reciclado del calzado, textil y juguete son extremadamente complejos por ser productos multicomposición. Aunque la industria ha realizado desarrollos en el reaprovechamiento de materiales monocomposición, era necesario dar solución a los residuos multicomposición, sobre todo en las fases de separación y clasificación.

En este contexto, el investigador de Economía Circular ha insistido en que el proyecto "no habría sido posible sin el apoyo y la financiación del IVACE".

 

Contador

Más información