Profesores asociados de la UV auguran un "otoño caliente" y preparan demandas judiciales

Protesta de profesores asociados
PLATAFORMA PROFESSORAT ASSOCIAT UPV (TWITTER)
Publicado 07/09/2018 14:55:41CET

VALÈNCIA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El profesorado asociado de la Universitat de València (UV) --que el curso pasado llevó a cabo una huelga indefinida para reclamar mejoras en sus condiciones laborales-- ha anunciado que comenzará el ejercicio académico 2018-19 con "nuevas medidas de presión en defensa de los derechos laborales del colectivo", entre las que figuran demandas judiciales. Los docentes auguran, por tanto, un "otoño caliente".

La asamblea de PDI asociado de la Universitat ha destacado, a través de un comunicado, que "el año académico empieza con el recordatorio que las reivindicaciones de mejoras salariales y laborales siguen pendientes". "No se ha concluido la negociación del convenio colectivo del personal laboral del conjunto de universidades públicas valencianas y tampoco se ha aplicado todavía la exigua mejora salarial acordada en Mesa negociadora de la UV del 26 de marzo pasado", lamentan.

Después de la huelga indefinida del curso anterior y las promesas anunciadas por el nuevo equipo rectoral y la administración educativa, "las cosas continúan igual", han reprochado.

En este sentido, recuerda que a la huelga indefinida iniciada el mes de enero pasado, la Plataforma del PDI Asociado de la UV ha promovido distintas demandas contra la UV por vulneración de derechos fundamentales y por descuentos indebidos de retribuciones en el ejercicio del derecho de huelga.

Además, avanza que se ultiman dos demandas más contra esta universidad por el reconocimiento de los derechos laborales y sociales del profesorado asociado. La primera afecta al carácter indefinido de su situación contractual, puesto que la inmensa mayoría de estos docentes encadenan de manera ininterrumpida contratos. La plataforma considera que, según establece el Estatuto de los Trabajadores, esta situación genera el derecho de ser considerados personal con carácter indefinido.

La segunda demanda judicial, explican, se orienta a "eliminar la discriminación a la que se ve sometido el profesorado asociado, puesto que la institución universitaria (en general, todas las universidades) no reconoce en este colectivo todo el trabajo que realiza y solo computa como trabajadas las horas de docencia presencial y las tutorías".

Estos docentes piden que se tenga en cuenta que "una sentencia contra la Universitat de Barcelona reconoce como discriminatoria y no justificada la asignación al profesorado asociado del factor multiplicador de reconocimiento de la actividad docente".

"DISCRIMINACIÓN INSOSTENIBLE"

En este sentido, afirman que el documento 'Criterios de reconocimiento integral de la dedicación del PDI de la Universitat de València', aprobado en Consejo de Gobierno del 28 de marzo del 2017, "no reconoce al PDI Asociado toda la carga de trabajo que supone la docencia, además de la impartición de las clases (estudio, preparación de sesiones lectivas, elaboración y adaptación de guías docentes, reuniones de coordinación y consejos de departamento, corrección de ejercicios, prácticas, exámenes y pruebas de evaluación, etc.), por lo que se produce una discriminación insostenible e injustificable y se vulnera el principio de 'a igual trabajo igual salario'".

Por último, manifiestan que este fin de semana se reunirá la Asociación estatal del PDI Asociado para coordinar una serie de movilizaciones en todo el país, entre las cuales se encuentra la convocatoria de huelgas de carácter intermitente a partir del mes de octubre.