El PSPV denuncia que la Delegación de Cultura renuncia a colocar réplicas de las estatuas deterioradas

Publicado 02/01/2014 19:23:47CET

VALENCIA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Salvador Broseta, ha denunciado este jueves que la Delegación de Cultura del consistorio ha renunciado a colocar réplicas de las estatuas deterioradas en vez de los originales, según se desprende de las respuestas que les facilitaron por escrito en el último pleno municipal.

Broseta ha considerado que sería "una buena idea, como hay en otros lugares, poner réplicas al aire libre, para proteger los originales, pero el PP no quiere, es evidente que les da igual la protección de la cultura". El concejal socialista ha calificado la política cultural del PP de "pedestales vacíos", tras comprobar que, al menos, siete estatuas que se retiraron de los Jardines de Viveros "siguen sin reponerse".

Según ha informado el PSPV en un comunicado, Broseta preguntó en el pasado Pleno del Ayuntamiento si se están reparando las estatuas que no están en sus pedestales, a lo que la concejal de Cultura, Mayrén Beneyto, le contestó que se ha empezado a reparar "algunas" y se continuará "según la disponibilidad presupuestaria".

Ante esta respuesta, Broseta ha señalado que hace un año el grupo socialista ya preguntó al equipo de Gobierno si tenía la intención de volver a colocarlas en su sitio. La contestación "fue que sí y que estaban mirando presupuesto para reubicarlas", ha explicado, pero ha añadido que, desde entonces, "no ha habido más información por parte del equipo de gobierno, no dicen cuáles han reparado y cuáles no, y los pedestales siguen vacíos".

"Y lo más grave de todo es que no hay una partida presupuestaria específica para estas reparaciones, por lo que es fácil llegar a la conclusión de que el PP no tiene ninguna intención de repararlas", ha manifestado. El edil socialista ha recalcado que en verano de 2012, su grupo denunció que las esculturas de Ponzanelli y de Edo llevaban "meses" deterioradas sin que la Concejalía de Cultura tomara cartas en el asunto. Tras la denuncia, esa delegación "procedió a retirar las obras que tienen un gran valor artístico".

Se trata de esculturas de Giacomo Antonio Ponzanelli conocidas como falsas estaciones y que corresponden a las deidades Diana, Venus, Plutón y Apolo. Su origen se remonta al siglo XVIII y proceden del Hort de Pontons, que estaba en Patraix; en el siglo XIX se ubicaron en la Glorieta y en las primeras décadas del siglo XX se situaron en los Jardines del Real, en Viveros. La escultura de Esteve Edo también retirada de su pedestal es Mujer en reposo, un desnudo femenino que fue decapitado.

"METÁFORA DE LA POLÍTICA CULTURAL"

Broseta ha señalado que "ninguno de estos artistas es ajeno a la ciudad porque si bien Ponzanelli tiene una calle, Edo es hijo predilecto". En su opinión, esta situación parece una "metáfora de la política cultural del PP, que podría definirse, de nuevo, como de pedestales vacíos".

El PSPV volverá a presentar una moción en la próxima comisión de Cultura para que, de acuerdo con el Consell Valencià de Cultura, "se proceda con carácter inmediato a la restauración de las obras afectadas y a su sustitución por réplicas para garantizar su conservación y seguridad".

"La Ley de Patrimonio Cultural Valenciano lo deja claro al obligar a las entidades locales a proteger y adoptar medidas necesarias tendentes a minimizar el deterioro, pérdida o destrucción de los bienes de todos los valencianos", ha argumentado y ha exigido a la Concejalía de Cultura "voluntad política para conservar nuestro patrimonio artístico".