Sanidad recomienda una elevada protección de los ojos y la piel frente al sol

Publicado 26/07/2015 13:27:39CET

   VALENCIA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Los especialistas de los servicios de Dermatología y Oftalmología del Hospital La Fe de Valencia han recordado este domingo la necesidad de mantener una elevada protección para poder disfrutar del verano sin que la salud corra ningún tipo de riesgo ante las radiaciones solares, el uso del aire acondicionado y los baños en las piscinas.

   El jefe de servicio de Oftalmología, el doctor Ángel Cisneros, ha destacado que para proteger la vista del sol la única opción son las gafas de sol con filtro para radiaciones ultravioleta y aunque hay varios tipos de filtro, todos deben cumplir los requisitos de calidad de la normativa europea. Ha advertido de que "el uso de gafas no homologadas puede ser muy perjudicial, al aumentar la cantidad de radiaciones que llegan a la retina".

   Asimismo, ha apuntado que la exposición crónica a las radiaciones solares puede producir lesiones oculares en los párpados, como la queratosis actínica, pero también se asocia a lesiones malignas tumorales. Además, el sol produce la degeneración de los diferentes tejidos oculares, como en la conjuntiva, donde puede producir pinguécula o pterigion, entre otras.

   El doctor Cisneros señala que se deben utilizar gafas protectoras durante las inmersiones en el agua, "ya que el cloro puede producir irritaciones oculares y algunas bacterias pueden provocar infecciones, sobre todo al usar lentillas, ya que existe un alto riesgo de infecciones corneales muy graves". Las gafas también protegen los ojos de la arena de la playa y la sal del mar.

   Durante el pasado año en las consultas externas de Oftalmología de La Fe se atendieron 21.531 citas de adultos, de las que 2.758 fueron de urgencia. En las salas infantiles se atendieron 2.467 consultas, de las que 336 fueron urgentes.

RECOMENDACIONES PARA PROTEGER LA PIEL DEL SOL EN VERANO

   Por otra parte, los doctores han insistido también en que "en verano, es importante extremar el cuidado de la piel para prevenir posibles enfermedades muy graves, como el cáncer cutáneo, o quemaduras provocadas por exposiciones al sol".

   El Servicio de Dermatología de La Fe, dirigido por el doctor y profesor titular de la Universitat de València Rafael Botella, insiste en que la principal causa de todos los cánceres de piel es "la radiación ultravioleta que recibimos al exponernos al sol".

   Así, ha aconsejado evitar una exposición solar prolongada a las horas de máxima intensidad solar. "En las primeras exposiciones solares hay que extremar esta precaución, ya que la piel está más blanca y es más susceptible a las quemaduras. Hay que protegerse con cremas de factor 50 y aplicarla 10 minutos antes de la exposición repitiendo cada 2 horas", ha explicado.

   Para prevenir el cáncer cutáneo se debe elegir correctamente el fotoprotector. En ese sentido, Botella ha considerado que "al elegirlo debemos saber que el factor de protección solar nos indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al enrojecimiento previo a la quemadura, además de conocer el nivel de resistencia frente al agua."

   Además de la crema solar, que también debe aplicarse en cuero cabelludo, la primera protección frente a la radiación solar son los sombreros, sombrillas y el uso de ropa adecuada.

   Durante 2014 el servicio de Dermatología atendió 43.983 citas, de las que 2.525 fueron urgentes y 589 de pacientes con melanoma. De este total de consultas, 539 fueron pediátricas, 115 de ellas de carácter urgente.