Los valencianos que dejan de trabajar por cuidar familiares dependientes o con discapacidad suben un 64% en 2018

Crece el deseo de optar por cuidados que no impliquen a la familia al final de la vida
CEDIDA - Archivo
Publicado 07/05/2019 15:24:00CET

Se contabilizan 15.700 personas inactivas que no buscan empleo por este motivo, el 94% mujeres y el 40% mayores de 45 años

VALÈNCIA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El número de valencianos que se retiró del mercado laboral para cuidar de familiares dependientes o con discapacidad creció se disparó el año pasado un 64% hasta alcanzar 15.700 persona inactivas que no buscan trabajo por este motivo, 6.100 más que el año anterior. La mayoría mujeres (94%) y mayores de 45 años (40%).

Así se desprende del informe 'Discapacidad y Familia', elaborado por Fundación Adecco con la colaboración de Previsora Bilbaína1 y Cidetec, y que por octavo año consecutivo presenta con motivo del Día Internacional de la Familia, que se celebra el 15 de mayo, con el objetivo de "visibilizar los retos que introducen la discapacidad y las situaciones de dependencia en las unidades familiares, principalmente en lo que respecta a la conciliación de la vida personal y profesional".

En el último año, 6.100 profesionales se han retirado del mercado laboral valenciano para ocuparse directamente de un familiar dependiente o con discapacidad. El 55% tomó esta decisión "por motivos económicos", al no cubrir su sueldo los servicios profesionales adecuados para el cuidado de su familiar.

En concreto, el 78% de las familias con personas con discapacidad encuestadas declara algún tipo de dificultad para llegar a fin de mes: un 31% manifiesta encontrar "grandes dificultades", seguido de un 19% que afirma llegar "con dificultad" y un 28% que alega "ciertas dificultades" económicas para terminar su mes, precisa el estudio.

Si se comparan estas cifras con las del INE, se advierte que la situación económica de las familias a nivel general es más favorable, aunque más de la mitad (52%) también expresa dificultades para llegar a fin de mes.

Además del motivo económico, existen otras causas que subyacen a este abandono del mercado laboral, como es la cronificación del desempleo. En este sentido, el estudio pone de relieve que el paro de larga duración afecta especialmente a determinados segmentos de la población, como las mujeres mayores de 45 años.

Tras una larga búsqueda activa de empleo que no da frutos, pueden tomar la decisión de abandonarla si la situación familiar así lo exige. De este modo, no dejan su empleo como tal, sino que abandonan una búsqueda infructuosa de trabajo.

"Las mujeres mayores de 45 años son las que más dificultades encuentran en su acceso al empleo y en el mantenimiento del mismo y por tanto, las primeras que deciden retirarse del mercado cuando la situación familiar lo requiere", señala el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero.

Algunas de ellas tienen la posibilidad de acogerse a la prestación como cuidador no profesional en el entorno familiar (introducida por la Ley de la Dependencia): en el último año, estas prestaciones se han incrementado un 24%, hasta alcanzar las 44.187 en la Comunitat Valenciana y ya representan el grueso de todas las que se conceden en el ámbito de la Dependencia (55%), precisa el informe.

Así, "el reto es profesionalizar la ocupación del cuidador familiar, dotándole de recursos y conocimientos específicos que revaloricen su candidatura si el día de mañana decide volver al mercado" y resulta "fundamental formar a los cuidadores para que, no solo se centren en paliar las situaciones de necesidad de su familiar, sino que apuesten por potenciar su autonomía personal y empleabilidad, si se encuentra en edad laboral", apunta Mesonero.

DIFICULTADES PARA CONCILIAR

Para elaborar este estudio, la Fundación Adecco ha encuestado a 500 personas que conviven con un familiar con discapacidad: un 55% se encuentra trabajando y el 92% tiene "importantes obstáculos" para compaginar su vida personal y profesional, muy por encima del 66% registrado entre la población general.

Además, cada vez se contabilizan más personas dependientes y/o con discapacidad, en parte por el alargamiento de la esperanza de vida, que en 2018 se situó en 83,4 años frente a los 80 años de hace una década. Las cifras del Sistema para la Autonomía y la Atención a los Dependientes (SAAD) contabilizan hoy 76.898 beneficiarios de ayudas para personas dependientes en la Comunitat Valenciana, un 18% más que el año pasado.

Recientemente se han recuperado las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales en el entorno familiar, de modo que a partir de ahora será el Estado quien las asuma. Esto se convierte en un respaldo para los profesionales, que encuentran un incentivo para retirarse de su trabajo y encargarse del cuidado de su familiar.

76.898 VALENCIANOS RECIBEN PRESTACIONES A LA DEPENDENCIA

A fecha marzo 2019 se contabilizan en la Comunitat Valenciana 76.898 personas que reciben 79.782 prestaciones para personas dependientes establecidas por la Ley 39/2006, de 4 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

Esta legislación introduce la figura del cuidador familiar no profesional de modo que, si se acreditan los requisitos necesarios, un miembro de la familia puede hacerse cargo de la persona dependiente y recibir con ello una prestación.

Cabe destacar que el objetivo de la legislación es crear una red de infraestructuras profesionales y de apoyos que den respiro a las familias; por tanto, los subsidios a familiares se contemplan como una excepción.

A pesar de ello, las pagas para cuidadores en el entorno copan el grueso de las prestaciones por dependencia (55%), por encima de otras variantes como los centros de día (8%) o la teleasistencia (4%).

Contador

Para leer más