Publicado 15/10/2021 19:15CET

Vara pide que la digitalización sea humana y no cambie "lo más importante: dormir, comer y hacer el amor"

Archivo - El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una imagen de archivo
Archivo - El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una imagen de archivo - Jorge Armestar - Europa Press - Archivo

VALÈNCIA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha llamado en el 40 Congreso Federal del PSOE a que la transformación digital de España esté al servicio de las "relaciones humanas" y no al revés. "Hay cosas que no las va a cambiar, fundamentalmente las tres más importantes que tenemos: dormir, comer y hacer el amor".

Así lo ha trasladado en la mesa redonda 'Avanzamos en transformación digital', durante la primera jornada del cónclave socialista en València, junto a la presidenta de Navarra, María Chivite, y las ministras de Transformación Digital e Industria, Nadia Calviño y Reyes Maroto.

Vara ha asegurado que otros países se sorprenden de los kilómetros de fibra óptica que hay en España y ha destacado el esfuerzo en comunidades más despobladas como la suya, donde "llevar la educación y la sanidad a todos los pueblos ha sido gracias a la digitalización".

En general, ha defendido que es un proceso de adaptación constante en el que "no hay que pensar que va a afectar a las cosas más importantes de nuestras vidas". "Que tengamos la tranquilidad de que vamos a poder seguir durmiendo, comiendo y haciendo el amor con toda normalidad, cosa que no está nada mal", ha dicho.

Así ha pedido que la tecnología esté "al servicio de los hombres y mujeres" y no al revés, como un instrumento de progreso que llegue a todo el mundo, centrado en las relaciones humanas y en el empleo. "Solemos decir que la digitalización es saber usar el móvil --ha ahondado--, pero lo que realmente hay que digitalizar es nuestras mentes".

Por tanto, para el mandatario extremeño hay que invertir en talento y en Formación Profesional a través de los fondos europeos de reconstrucción para que "la conectividad 5G llegue a los pueblos", ya que ha augurado que "en pocos meses habrá un grave problema de falta de trabajadores" en algunos sectores.

Y ha rechazado "el romanticismo o la nostalgia de pensar que el tiempo pasado va a volver", porque la digitalización sigue y no hay que permitir que "la tecnología cambie el componente de vida y relaciones humanas". "Si no, nos equivocaríamos", ha avisado.

En la misma línea, la presidenta de Navarra, María Chivite, ha advertido que la digitalización es un "camino sin retorno" que ha acelerado la pandemia y que comunidades como la suya ya iniciaron creando una consejería específica de Innovación. "Pero las administraciones nos tenemos que comprometer a que sea justa, sin generar brechas", ha reivindicado, y ha avanzado que solo quedan unos 14.000 navarros sin acceso a banda ancha.

DIGITALIZACIÓN IGUALITARIA

Como vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño ha destacado el objetivo del Gobierno de que la banda ancha y la alta velocidad llegue al cien por cien de la población en 2025, así como que la 5G se extienda del centro de las ciudades a los polígonos y las zonas despobladas.

"Las que somos el 50% de la población no nos quedemos descolgadas en el tren de la nueva economía digital", ha reivindicado en defensa de una digitalización en clave igualitaria, de la mano de programas como los que favorecen las start-ups dirigidas por mujeres.

Calviño también ha señalado como reto de futuro intentar asegurar que "la inteligencia artificial piense en español" y ha augurado en general que todo esto permitirá "en dos o tres años" un crecimiento de la economía española con salarios más altos "y sobre todo nuevas oportunidades para los jóvenes".

Y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha garantizado que España ya daba resultados positivos en digitalización antes de la pandemia y ahora está "muy bien posicionada", mientras "avanza mucho" en el comercio 4.0. "Tenemos una oportunidad para que la tecnología reduzca las brechas territoriales", ha confiado.