Christopher Nolan ficha a John David Washington para su nueva película

John David Washington se une a la nueva película de Christopher Nolan
GETTY IMAGES / FRAZER HARRISON
Actualizado 20/03/2019 16:50:25 CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

John David Washington es el primer fichaje del nuevo y misterioso proyecto de Christopher Nolan. El protagonista de Infiltrado en el KKKlan tendrá un papel protagónico en la nueva película del director de El caballero oscuro, Origen o Memento. Apenas hay información de esta nueva producción más allá de su fecha de estreno, que Warner Bros. anunció para el 17 de julio de 2020, época que el estudio suele reservar a los estrenos de Nolan.

El actor, que ha cosechado un exitoso año tras protagonizar la oscarizada Infiltrados en el KKKlan (Spike Lee) y conseguir sendas nominaciones interpretativas en los Globos de Oro y los Premios del Sindicato de Actores, así como dos papeles secundarios relevantes en The Old Man and the Gun (David Lowery) y el drama de Sundance Monsters and Men (Reinaldo Marcus Green), es el primero en unirse al ultrasecreto proyecto de Nolan.

Esta confirmación supone un salto significativo en la carrera de John David Washington. Su participación en la nueva película de uno de los directores más importantes de la industria ayuda al actor a hacerse un hueco en Hollywood tras protagonizar Infiltrados en el Kkklan, separando su nombre cada vez más del de su padre Denzel.

La nueva película del director de Dunkerque ya tiene guión, firmado por el mismo realizador, y el comienzo de su producción está prevista en algún momento de finales de este año, en la que Nolan contará con el apoyo de su esposa Emma Thomas, responsable junto al realizador de Interestellar, la Trilogía del Caballero Oscuro, Origen o El truco final.

Los primeros rumores situaban la trama del filme como un thriller romántico heredero de Con la muerte en los talones, pero ahora Variety informa que la película será "un masivo, inmenso e innovador blockbuster de acción que se verá en Imax".

Así, el proyecto de Nolan seguirá la senda de su filmografía anterior, con una nueva película-evento que cree una experiencia cinematográfica singular, tal y como ocurrió con Dunkerque, rodada en 70 mm con cámaras Imax.

Sensacine