Actualizado 06/02/2007 23:00 CET

Gérard Depardieu protagoniza la comedia 'Tenemos un problema gordo'

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Gérard Depardieu y Gérard Jugnot protagonizan 'Tenemos un problema gordo. ¿Qué le has dado a mi mujer?' ('Boudu'), adaptación del clásico de 1932 de Jean Renoir. Jugnot ha adaptado el texto con el guionista Philippe Lopes Curval, además de dirigir este filme, que se estrena en España el próximo viernes. Catherine Frot y Constance Dolle completan el reparto de esta comedia de enredo.

Jugnot quería contar qué le ocurre a un matrimonio de "burgueses bohemios" (Jugnot y Frot) cuando se les instala en casa Boudu (Depardieu), un sin techo, que se aprovecha de la hospitalidad de la pareja. Él es un galerista necesitado de amor, que quiere a toda costa acostarse con su joven ayudante (Dolle); y, a ella la imposibilidad de ser madre le ha sumido en una depresión.

Pero la llegada de Boudu, que al igual que Depardieu, como explicó hoy en Madrid Jugnot, tiene una imagen "tan seductora como detestable", cambiará la vida de esta pareja, al despertar los celos y agotar la paciencia del galerista.

Jugnot explicó que, excepto la temática, a la hora de adaptar el texto (además de la película de Renoir en los años 50 se llevó a los escenarios), en el guión de la película "no queda nada de la obra de teatro". "La obra era anarquista y antiburguesa, pero no quería reírme de la gente, sino con la gente", matizó el actor y director, recordando que la película plantea la reacción de unos "burgueses normales que se enfrentan a algo totalmente anormal".

UN NIÑO GRANDE

El director señaló que, al igual que en 'Los chicos del coro' trabajó con niños, en esta comedia, género en el que se siente más cómodo, "tenía ganas" de trabajar con Depardieu que es "como un niño grande, a la vez adorable y odioso".

"Creo que cuando hago mis películas baso la risa en una emoción. No me gusta hacer películas burlescas", subrayó, matizando que la comedia es "una forma y no un fondo". "Hacer llorar se logra con más pudor y, la risa puede aportar ligereza al llanto y viceversa", puntualizó.