Actualizado 01/09/2012 16:01 CET

Spike Lee lleva a la gran pantalla la magia del 'Bad' de Jackson

Spike Lee
Reuters

MADRID, 1 Sep. (Reuters/ EP) -

El documental de dos horas 'Bad 25' del director Spike Lee, que se estrenó el pasado viernes en el Festival de Cine de Venecia, es una conocida mezcla de comentarios - de coreógrafos, productores y estrellas - e imágenes de conciertos, ensayos y vídeos musicales del disco de Michael Jackson de 1987 'Bad'. Todo un recordatorio de por qué el artista sigue siendo el "Rey del pop".

La cinta, que se estrena para coincidir con el 25 aniversario del reconocido disco, que siguió a 'Thriller', ofrece pocas sorpresas para los seguidores de Jackson, pero retrata el trabajo de un genio al que le interesa cada paso del proceso de producción.

"Creo que hubo demasiados años en los que nos (...) concentramos en cosas sobre Michael Jackson que no tenían nada que ver con la música", dijo Lee a la prensa.

El documental, que Lee describe como su "carta de amor" a Jackson, tiene el apoyo tanto de los albaceas del cantante como de su sello discográfico, dándole a Lee acceso a muchos de los personajes clave en la grabación de un disco considerado histórico.

"Era una oportunidad de entrar de verdad en su proceso creativo", añadió. "Hemos sido bendecidos de tener la obra final, pero es raro que puedas ver cómo se construye algo. Sólo vemos el producto final. No vemos la sangre, el sudor y las lágrimas, todo el trabajo que va a la obra de los maestros".

Entre las novedades hay imágenes grabadas por el propio Jackson con una cámara de aficionado, en las que la vocalista Siedah Garrett canta 'Man in the Mirror', la canción que coescribió para el artista, una versión 'a capella' salvo por los dedos que chasquea marcando el ritmo.

También hay pequeños pero ilustrativos detalles sobre la auténtica personalidad de Jackson, ya sea su interés en las mujeres, espíritu competitivo, afán profesional u obsesión por el 'riff' o el paso de baile más pequeño.

"NO ES DE ESTE MUNDO"

El abogado John Branca, que administra la herencia de Jackson tras su muerte en 2009 a los 50 años, recordó un encuentro que Jackson arregló con su gran rival Prince.

"No fue una reunión alegre", dijo, añadiendo que Prince acudió con una "caja de vudú" con la que Jackson temía que intentara hechizarle.

Esa rivalidad formaba parte de una vena competitiva en Jackson que le inspiró para intentar superar el éxito sensacional de su disco de 1982 'Thriller', que sigue siendo el más vendido de la historia, lanzando 'Bad' cinco años más tarde.

Parece que nada era demasiado trivial. En una secuencia del documental, Jackson repite cómicamente cómo quiere que se comporten dos personajes de animación para un anuncio.

En un plano más serio, Lee explora lo importante que eran para Jackson sus raíces afroamericanas, pese a la transformación gradual de sus facciones, que le hizo parecer más blanco.

Varios entrevistados no pudieron contener las lágrimas al recordar cuando supieron de la muerte de Jackson, y varios expresaron su convencimiento en ese momento de que no era cierto.

Hacia el final de 'Bad 25' hay una actuación memorable de 'Man in the Mirror', tras la cual Jackson extiende las manos a los lados en forma de cruz.

"No voy a decir que Michael estuviera diciendo que era Jesucristo, pero ves es actuación, y él está en un otro sitio. Esa es una de las mejores actuaciones de la historia. Mira la forma en la que Michael canta esa canción, no es de este mundo", manifestó Lee a un periodista.