El Círculo de Bellas Artes programa un ciclo de documentales del director chileno Patricio Guzmán

Actualizado 14/01/2007 16:30:07 CET

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Círculo de Bellas Artes programa, a partir del martes, un ciclo de documentales del cineasta chileno Patricio Guzmán, uno de los narradores más emblemáticos de la historia chilena que es además profesor de cine documental en Europa y Latinoamérica. Se proyectará las películas 'La memoria obstinada' (1997), 'El caso Pinochet' (2001) y 'Salvador Allende' (2004), además de su trilogía 'La batalla de Chile'.

Guzmán (Santiago de Chile, 1941-) fue testigo, a principios de los años 70', de un proceso político fundamental para entender la historia latinoamericana reciente, y que marcaría toda su obra: la ascensión, el auge y la caída del gobierno de Salvador Allende.

A raíz del golpe de Estado de Pinochet y sus brutales maniobras, Guzmán permaneció preso en el Estadio Nacional de Santiago durante quince duras jornadas. Tras recuperar la libertad, iniciaría un largo periplo de exiliado por distintos países sudamericanos y europeos.

Desde joven se sintió atraído por el cine documental gracias a películas de directores como Chris Marker y Frédéric Rossif. Estudió cinematografía en el Instituto Fílmico de la Universidad Católica de Chile y más tarde en la Escuela Oficial de Cinematografía de Madrid, donde obtuvo el título de "director-realizador" en 1970. En 1971 dirigió su primer largo documental, basado en los primeros 12 meses del gobierno de Allende y titulado El primer año, que se estrenó ese mismo año en las salas comerciales de Chile.

LA BATALLA DE CHILE

Poco después iniciaría el rodaje de su película más conocida: 'La batalla de Chile', una trilogía documental, con duración de cuatro horas y media, sobre el último año del gobierno de Salvador Allende. El rodaje de este filme se prolongaría hasta el mismo día del golpe de Estado, realizándose el montaje pocos años después gracias a la ayuda del director Chris Maker y del gobierno cubano.

La película se convertiría de inmediato en una referencia imprescindible del cine documental, y Guzmán ahonda en el tema tratado en varios de sus documentales posteriores más notorios. Encontraremos, en sus cintas, enjambres políticos, exiliados, desaparecidos, juicios (y jueces como Baltasar Garzón), familias rotas, pero también capas populares conformadas en instituciones espontáneas, que representan un "estado" dentro del Estado y el sueño de la utopía esperanzada.

Entre el resto de su filmografía destacan títulos como 'En nombre de Dios' (1987),'La cruz del sur' (1992), 'La memoria obstinada' (1997), 'El caso Pinochet' (2001) o 'Salvador Allende' (2004).