Actualizado 17/07/2013 16:12 CET

Macba y CaixaForum se dan la mano para explorar la modernidad, vanguardias y posmodernidad

Exposición 'Arte, dos puntos', en el Macba y CaixaForum
EUROPA PRESS

BARCELONA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Macba y el CaixaForum han organizado su primera exposición conjunta, donde tejen de la mano un relato desde la modernidad, las vanguardias y hasta la posmodernidad centrada en Barcelona como escenario y objeto de este desarrollo artístico, según ha explicado en rueda de prensa el director del Macba, Bartomeu Marí.

Con 400 obras de las 6.000 de su colección conjunta, la exposición, bautizada como 'Arte, dos puntos', trata de hacer "revivir" el arte contemporáneo, así como construir un discurso innovador acerca de la modernidad, la vanguardia y la posmodernidad, con obras que no se han expuesto nunca, y otras que han permanecido durante años en los almacenes.

Sin embargo, no se trata de una exposición sobre Barcelona, sino que está dedicada a sus ciudadanos, para que vean cómo el arte contemporáneo internacional ha evolucionado dentro de un discurso mundial, y comprender las "tensiones" entre vanguardia y modernidad, verdaderos conceptos antagónicos, ha apuntado.

La exposición no sigue un marco cronológico, sino que se articula en torno a núcleos temáticos, con tres plantas en el Macba --350 obras-- y un espacio en el CaixaForum --55 obras--, representando a 125 artistas de esa era, como Ignasi Aballí, Joseph Beuys, John Bock, Joan Brossa, Antoni Tàpies, Eduardo Chillida, Paul Klee, Lucio Fontana y Richard Hamilton, entre otros.

Arranca en la Exposición Universal de 1888, cuando la ciudad adquiere verdadera conciencia de ser moderna y avanza desde ahí en una nueva forma de arte hasta la Exposición Internacional de 1929, con la proyección de edificios monumentales, como el Pabellón Mies van der Rohe, y un revulsivo movimiento literario.

En este viaje de acceso a las vanguardias, la muestra recorre también la experimentalidad anterior a la Guerra Civil, y cómo este conflicto es una "ruptura" que desembocará en la reconstrucción por parte de la sociedad civil con grupos como Dau al Set y la eclosión del Grup R.

LENGUAJE COMO ARTE

La dictadura también deja su huella en este recorrido, que avanza hacia el descubrimiento del lenguaje como materia artística, gracias a creadores como Joan Brossa, así como la eclosión de la escultura en un retorno del objeto y el nacimiento de la estética del consumo, que también mira hacia el cuerpo.

La reflexión sobre la condición de ciudad metropolitana, y la utopía entre la vida colectiva y la especulación inmobiliaria centran otro capítulo de esta historia, que concluye (la parte del Macba) en la Barcelona postolímpica, todo ello sin ánimo de exhaustividad, ha explicado.

La última parte, en el CaixaForum, va desde los años 80 hasta la primera década del presente siglo, en una relectura de la renovación urbana y el acceso a la esfera internacional, en el momento de transición entre la modernidad y la postmodernidad, ha explicado la comisaria Nimfa Bisbe.

Este episodio cuenta con un "relato crítico" en el sentido de final de una era, unos valores y unos ideales percibidos por los artistas, en una interpretación del mundo que se ramifica entre el existencialismo y el discurso sobre el cuerpo: "Es un sujeto que no puede creer en verdades universales, que escucha otras voces, y que se siente frágil y desencantado".

Esta es una "puesta de largo" del convenio firmado por la Fundación Macba, el Macba y el CaixaForum hace tres años, que tiene la voluntad de promover el arte contemporáneo y se reivindica como la colección --conjunta-- más importante del sur de Europa.