Actualizado 03/10/2007 22:32 CET

El musical 'La Bella y la Bestia' defiende que "la belleza está en el interior" por medio de bailes y canciones

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

La magia vuelve a Madrid con el musical 'La Bella y la Bestia', que protagonizan Pablo Puyol, Julia Möller, David Ordinas y Raúl Peña. El espectáculo, que podrá verse desde mañana hasta abril del próximo año en el Teatro Coliseum, defiende que "la belleza está en el interior" por medio de bailes y canciones, según destacó hoy la directora de la compañía Julia Gómez Cora, quien insistió que "en un mundo como éste, en el que todos intentamos mejorar nuestro aspecto, es importante insistir en esta idea".

'La Bella y la Bestia' es considerado ya un clásico moderno, que comenzó a representarse en 1994 en Broadway y que llegó a España en 1999. Ahora, ocho años después, "el musical es más maduro", señaló el director de la función, Glenn Casale, quien además añadió que "con este espectáculo continuamos con la tarea de traer las grandes producciones europeas a Madrid".

En el reparto, destacan los papeles de Pablo Puyol, que interpreta a Gastón; Julia Möller, que representa a Bella; David Ordinas, a la Bestia y Raúl Peña, el fiel amigo del engreído Gastón. Además, Lorenzo Valverde, padre de la conocida actriz Marta Valverde y su nieto, Blas Valverde, completan el elenco, que fue elegido entre más de 1.500 aspirantes.

El argumento del musical se refiere al clásico cuento de homónimo título, en el que un príncipe egoísta rechaza a una anciana que le ofrece una rosa a cambio de hospedarse en su palacio. La mujer se convierte en una hechicera que le condena a ser una bestia y a vivir rodeado de objetos encantados, en un palacio cuya única ventana al mundo exterior es la rosa mágica. La mujer, además le explica que sólo volverá a ser todo como antes si consigue que, antes de que caiga el último pétalo de la flor, alguien se enamore de él. Cuando las esperanzas están perdidas, una joven llamada Bella se adentra en el palacio y conoce los fascinantes personajes que lo habitan.

CAMBIOS DE VESTUARIO

Durante la presentación del musical a los medios, la compañía representó dos números musicales: el baile de la taberna y el baile de gala entre la Bella y la Bestia. Casale señaló que en el último "la decoración es ostentosa, con una gran escalera de fondo".

"Se han cambiado los vestuarios y los decorados, que son muy ricos", apuntó Casale al referirse a la evolución de la escena con respecto a 1999, año en el que se representó el musical por última vez en la ciudad. En concreto, "durante la obra se cambia constantemente de escenografía".

VUELVE LA MAGIA

"Los actores sienten la magia del espectáculo", apuntó Casale al explicar que la esencia del clásico de Disney se transmite al espectador gracias a que los propios protagonistas la sienten. El actor Raúl Peña destacó que "el mensaje sigue vigente", ya que actualmente se le da más importancia al físico que al interior, y el lema de esta producción es que "la belleza está dentro", por eso "es mágico", dijo.

Asimismo, la magia participa directamente en 'La Bella y la Bestia' porque para el número en el que éste se transforma en una persona de carne y hueso, "se utilizó la ayuda de un especialista", destacó Casale al explicar que "esta escena fue diseñada por un mago".