Paloma Pedrero rinde homenaje a los sin techo en 'Caídos del cielo', una obra de "teatro dentro del teatro"

EP
Actualizado 29/10/2008 18:59:27 CET

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La directora de escena Paloma Pedrero rinde tributo a los sin techo con el montaje teatral 'Caídos del cielo', que se estrena mañana en el Teatro Fernán-Gómez de Madrid, dentro de la programación del Festival de Otoño. Un total de 18 actores, entre profesionales y no profesionales, del taller de teatro de la ONG Fundación RAIS (Red de Apoyo y Reinserción Social), se dan cita en esta producción, que recrea la vida y muerte de la indigente Rosario Endrinal, asesinada por tres jóvenes cuando dormía en el cajero de un banco.

'Caídos del cielo' es "teatro dentro del teatro", como detalló la actriz Blanca Rivero. El montaje recrea uno de los ensayos de la compañía Pacientes Ambulantes, formada por un cuerpo actoral de indigentes. Van a representar la vida de Rosario Endrinal y durante la representación tanto ésta como Abelino, otro indigente basado en la realidad, que fue arrojado a un camión de basura por error cuando dormía entre cartones, regresan de la muerte a modo de ángeles de la guarda para que la representación salga bien.

Pedrero explicó que participa desde hace nueve años en el taller de la Fundación REIS, trabajando día a día con indigentes e inmigrantes que viven en la calle. "Gente con mucho talento", que gracias a esta oportunidad "pueden dar un paso" más en sus vidas. La directora quería hablar de la problemática de estas personas sin hogar, que están en una situación ante la que "todos somos vulnerables".

Tras la muerte de Endrinal, Pedrero quiso rendirla homenaje y escribió esta obra, que ahora llega a escena, tras nueve meses de ensayos, con dos repartos, y un total de 18 actores, de los cuales seis son no profesionales, un perro y una paloma. Se trata del primer "gran montaje" de la compañía. "Les daba miedo aprenderse textos largos, pero ese miedo quedó a un lado", explicó Pedrero, que ha logrado levantar una obra de dos horas de duración.

UNA HISTORIA ATROZ, PERO CON HUMOR

'Caídos del cielo' muestra una historia "tremendamente atroz, pero con humor", porque dos de los personajes están muertos y regresan a la vida. "Donde ellos están ya no hay dolor, ni problemas, por lo que juegan y se divierten", explicó la directora, señalando que pese a todo, "hay optimismo incluso ante la muerte".

La obra, según la actriz, es "una desdramatización del drama". Rivera encarna en la obra a una ex toxicómana que vive en la calle, recién separada de su marido, también heroinómano, y que gracias al taller de teatro y al espectro de Rosario "consigue hacer su papel".

El actor Manuel Fernández, por su parte, es Abelino, un hombre que "no ha tenido nunca amor, ni pareja, ni familia... Y que termina enamorándose de Charito". "La obra es un canto a la alegría dentro de la desgracia", señaló el actor.

Pedrero recordó que la vida de muchas de las personas que han participado en el taller de la Fundación RAIS han visto cómo ahora "sus vidas son mejores". "Trabajan en la disciplina, están transformados, con autoestima. Pero ellos saben que esto es sólo un experimento, un proyecto teatral de reinserción. Se han dado cuenta de que pueden empezar cosas y terminarlas. Tienen más seguridad para poder enfrentarse a la vida", consideró.

El productor Rober Muro se refirió a lo positivo de este tipo de proyectos. "El teatro les da la posibilidad de salir del agujero", dijo, sobre un colectivo que tras caer en las drogas, el alcohol o la depresión se han visto en la calle sin nada.