España, a la cabeza en Europa en el uso del teléfono móvil como dispositivo para escuchar música

Spotify
PANDA SECURITY - Archivo
Publicado 09/10/2018 19:26:03CET

   MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los españoles están por encima de la media global y es el porcentaje más alto de Europa (el 79% de los consumidores en España frente al 75% de media global, el 67% de Reino Unido o el 66% de Francia y Alemania) en el uso del teléfono móvil como dispositivo para escuchar música.

   Este es un dato del estudio elaborado por la Federación Internacional de la Industria Discográfica (IFPI), Music Consumer Insight Report 2018, un trabajo de investigación que con carácter anual analiza los hábitos del consumidor de música grabada a nivel mundial, así como la evolución de las tendencias del mercado.

   Según el informe, hay una "revolución tecnológica" que ha supuesto que, en 2018, el 86% de los usuarios de Internet en el mundo escuchen música a través de las distintas plataformas de streaming (audio y vídeo) disponibles, un hábito que en España sube hasta el 89%.

   En esta línea ascendente, el uso del streaming exclusivamente de audio, de servicios como Spotify o Apple Music, alcanza el 61 por ciento (el 63% en el caso español).

   Sin embargo, en términos globales, el 52% del tiempo usado para escuchar música a la carta se hace a través de servicios de videostreaming, como YouTube, donde los internautas permanecen casi la totalidad de ese tiempo.

   Sin embargo, todo este elevado consumo de música no reporta para la industria un adecuado retorno económico, como sí ocurre con otros servicios de audio streaming.

   IFPI señala una vez más este problema en el estudio, unos días después de la aprobación de la nueva directiva del copyright en el Parlamento Europeo y estima que la industria recibe anualmente por cada usuario de Spotify unos 20 dólares mientras que desde YouTube ni siquiera se llega al dólar por usuario.

   En España, durante la primera mitad de 2018, todo ese consumo se tradujo en un 16% del total de los ingresos del streaming. Por otro lado, los usuarios emplean en servicios de audio streaming el 48% del tiempo restante (el 28% lo hace con una suscripción de pago y el 20% con una suscripción gratuita).

   Estas cifras globales se alejan de la realidad en España, donde el porcentaje disminuye en el caso de las suscripciones de pago hasta el 16% y suben en el caso de las gratuitas hasta el 29%. No obstante, el estudio concluye que el 57% de los usuarios entre 16 y 24 años mantienen una suscripción de pago con algún servicio de audio (dato que en España se sitúa en el 49%).

LA PIRATERÍA, PROBLEMA GLOBAL

   En el informe se destaca que la piratería continúa siendo un problema importante a escala global ya que el 38% de los usuarios de Internet (España se eleva hasta el 47%) acceden a contenidos no autorizados.

   "En ocasiones el mal uso de la tecnología se viene en contra y ahora las amenazas provienen mayoritariamente del stream ripping, la técnica de descarga ilegal de las canciones que suenan en streaming. Hasta un 40% de los usuarios españoles lo han practicado intentando evitar pagar por una suscripción a un servicio de streaming establecido", concluye el informe.