Más de 17.000 personas disfrutaron del concierto de Metallica en Madrid

Actualizado 14/07/2009 4:30:49 CET

Más de 17.000 personas disfrutaron del concierto de Metallica en Madrid

Actualizado 14/07/2009 4:30:49 CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Más de 17.000 personas disfrutaron la noche del lunes del primero de los dos conciertos que Metallica ofrecerá en Madrid como parte de su gira 'World Magnetic Tour 2009', ambas citas en el Palacio de los deportes de Madrid, que ayer vibró como nunca durante las dos horas y 10 minutos que duró el recital del cuarteto de Los Ángeles.

La cita comenzó a las siete de la tarde con los dos teloneros, Mastodon y Lamb of God, que cumplieron de sobra y caldearon el ambiente hasta la salida de los reyes del 'thrash metal', que actuaron en un espectacular escenario con forma del cuadrilátero situado en el centro del pabellón.

James Hetfield y los suyos salieron con 20 minutos de retraso y comenzaron con su single 'That was just your life', del nuevo disco de estudio de la banda 'Death magnetic', lanzado tras cinco años de silencio discográfico y que ha colocado al grupo de nuevo en el 'top ten' de numerosos países europeos.

"¿Todos bien?, preguntó el vocalista en un correcto castellano. "Madrid esta es tu noche", exclamó dando comienzo a un recital sin tregua de más de dos horas aderezado por un espectacular montaje en el que no faltaron efectos pirotécnicos, juegos de luces, vibrantes llamaradas e incluso una bandera de España.

Hetfield comenzó a desgranar un repertorio que mezcló sus nuevos temas con sus clásicos de siempre, con algún que otro cariñoso 'speech' entrecruzado en el que hizo abundantes guiños al público. "Esta canción es para todos los fans de Metallica" . "Os podéis comprar un disco o una camiseta, pero hoy estáis aquí", exclamó a mitad del recital.

Uno de los momentos álgidos se vivió con 'Master of Puppets', a la que siguió la coreada 'Nothing else matters' y la casi convertida en himno 'Enter Sandman'., que puso punto y seguido al concierto. El grupo no defraudó y tocó un bis, finalizando la velada con 'Seek and Destroy', una nube de globos negros y una larga despedida en la que todos los miembros del grupo se volcaron el público, saludando durante varios minutos y despidiéndose con un "hasta mañana".

La banda, que el sábado actuó en Barcelona como cabeza de cartel del festival Sonisphere, tocará esta noche de nuevo en el Palacio de los deportes de Madrid con las entradas también agotadas en el que será su último concierto en Madrid en esta gira.