Fútbol.- Unai Emery pide en su presentación la "unión" del valencianismo porque hay un "déficit"

Actualizado 23/05/2008 22:47:00 CET

VALENCIA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El nuevo entrenador del Valencia, Unai Emery, pidió en su presentación la "unión" de todo el valencianismo porque hay "un déficit", según ha podido observar "tanto desde la lejanía como ahora desde la cercanía".

El técnico vasco, que ha firmado por dos temporadas, asumió el reto de lograr la unión del valencianismo. "Voy a luchar por la unión en la directiva, en el equipo, en los técnicos, y en la afición que es un parte muy importante", explicó, además dijo que esa unión "pasa por la ayuda y la cohesión con los medios de comunicación".

Emery aseguró que no le asusta la responsabilidad de encabezar ese nuevo camino porque "es una responsabilidad que siempre he llevado conmigo y la voy a seguir teniendo". "La gente que está cerca debe de ser responsable, cada uno tiene su parte en mayor o menor medida, porque tenemos que sumar todos", señaló.

El preparador confesó que desde fuera se veía "un déficit de unión". "Estoy convencido de que no la lograremos al cien por cien, pero procuraremos acercarnos para lograr la unión total, porque es una pieza básica", repitió.

El técnico vasco no quiso hablar de objetivo concretos en cuanto a lo deportivo. "Sé adonde vengo y sé donde estoy. Conozco la exigencia y yo me pongo mucha, pero seguro que los objetivos serán ambiciosos por la dimensión del club", destacó.

Unai Emery se convertirá en el técnico más joven del Valencia a sus 36 años. "Es cierto que llevo poco tiempo, pero me he procupado de aprender mucho, coger mucha información y conocimiento para tratar de ponerlos en prácitca", justificó. El técnico prometió "tiempo, sudor y ojalá lágrimas de alegría por conseguir objetivos que iremos buscando y que al final iremos consiguiendo", adelantó.

El entrenador reconoció que el Valencia había dado "dos pasos hacia atrás" en la temporada que acaba de concluir. Con su trabajo y dedicación espera "se pueda recuperar el terreno y dar un paso por encima de lo que ya estaba". "El Valencia no estuvo a la altura de lo que se merece y ahora tengo que recoger muchísima imformación", indicó.

"NO ME PARO A PENSAR EN COMPARACIONES"

Emery fue preguntado por la comparación que hacen con él y Benítez. "Yo tengo una personalidad y una filosfía", se diferenció. "Soy un entrenador adaptable y me adapto a la idiosincrasia del Valencia y trataré de que se reconozca un trabajo. No me paro a pensar en comparaciones", añadió.

Respecto al sistema de juego que empleará en el Valencia, Emery comentó que lo "importante es sacar el máximo rendimiento a los jugadores y a los recursos que vamos a tener". "Será una adaptación una vez conocida la plantilla porque no soy un ténico rígido y procuro ser flexible", explicó.

En los próximos días tendrá que empezar a decidir junto al secretario técnico Juan Sánchez las salidas porque en estos momento el club cuenta con más de 40 fichas en el primer equipo. "Hay que hacer un análisis y reconocimiento de cada uno de los jugadores, por lo que habrá que profundizar con la gente que ha estado aquí trabajando", señaló. De todas formas, afirmó que "el equipo será competitivo seguro".

Emery asumió la posibilidad de la fuga de estrellas, pero "lo más importante es que la base y el equipo ya está". "Se pueden ir cuatro jugadores importantes, pero vendrán otros, pero la esencia de los futbolistas se mantendrá y será un grupo fuerte", destacó.

El técnico dejó claro que quiere una plantilla de entre 22 y 23 jugadores. Sobre el cuerpo técnico que lo acompañará comentó que sé está configurando porque hay gente de la casa con "muchísimo valor y serán partícipes, pero también quiero gente que ha trabajado conmigo". "El objetivo es hacer un grupo muy unido y que la patada que le den a uno le duela a todos", concluyó.