Ministerio llama a la "responsabilidad compartida" de CE, Gobierno y comunidades para responder a la petición del campo

La secretaria de Estado de Agricultura y Alimentación, Begoña García Bernal.
La secretaria de Estado de Agricultura y Alimentación, Begoña García Bernal. - SUBDELEGACIÓN DE GOBIERNO
Publicado: miércoles, 21 febrero 2024 15:27

ALMERÍA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Agricultura y Alimentación, Begoña García Bernal, ha hecho una llamamiento a la "responsabilidad compartida" entre la Comisión Europea, el Gobierno de España y las comunidades autónomas para dar respuesta a las demandas del sector agrario a la hora de "quitar burocracia" y simplificar los trámites administrativos a los que están sometidos dentro de su actividad.

"Aquí no estamos hablando de cambiar la PAC, porque eso no es verdad. Ya está bien de mentir a los agricultores y a los ganaderos", ha manifestado García Bernal en declaraciones a los medios en Almería, donde ha presidido la firma de tres convenios con comunidades de regantes.

La responsable de Agricultura ha señalado la "representatividad" del campo que ostentan las organizaciones agrarias COAG, Asaja y UPA, a las que el ministro de Agricultura, Luis Planas, les hizo llegar sus planteamientos en una reunión celebrada la pasada semana, frente a las movilizaciones de este jueves que lidera una entidad que "no tiene la representatividad".

En esta línea, ha incidido en que el ministro planteó 18 medidas en siete áreas definidas que se prevén llevar al Consejo de Ministros de la UE del próximo 26 de febrero y que están ligadas a la simplificación de la política agraria comunitaria, la simplificación administrativa, la flexibilización de las BCAM (buenas condiciones agrícolas y medioambientales), los precios del gasóleo agrícola o el refuerzo de la Ley de Cadena Alimentaria.

García Bernal ha añadido que dichas reuniones no se celebran para "parar las manifestaciones" que las organizaciones agrarias han decidido "seguir manteniendo" porque "es su derecho, un derecho legítimo que está reconocido en la Constitución".

"Lo único que queremos es que sea pacífico", ha afirmado antes de asegurar que el Gobierno mantiene en paralelo su trabajo para responder a las demandas, sentido en el que también se ha referido a las propuestas elevadas al Consejo Europeo para establecer más y mejores controles a las exportaciones que llegan de países extracomunitarios.

En esta línea, ha aseverado que Planas fue el primer ministro que "habló en Europa de las 'cláusulas espejo'" de modo que a él se unieron después, según ha detallado, Francia, Italia y Portugal, si bien "seguimos sin tener la mayoría cualificada del Consejo" para modificar los acuerdos comerciales.

Así, ha destacado que las demandas de España pasan por una coordinación en los puntos de inspección fronteriza (PIF) entre agricultura y sanidad exterior. "Tenemos que controlar las fronteras, no sólo en España, sino que tiene que ser desde la Comisión Europea, y hago especial hincapié para el puerto de Rotterdam, porque aquí se hacen las inspecciones", ha señalado.

Del mismo modo, ha asegurado que también se reivindica el principio de reciprocidad y que el Gobierno pueda establecer el límite de "residuo cero" a aquellos productos a los que la Unión Europea no haya impuesto límite de residuo.

"Nosotros no podemos estar en contra de los acuerdos comerciales, siendo un país netamente exportador", ha señalado tras recordar que España sobrepasó por primera vez el pasado año los 70.000 millones de euros en exportaciones agrícolas

De otro lado, ha valorado el diálogo iniciado con el sector por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de quien ha recordado que ya se ha propuesto por el Partido Popular Europeo para repetir en el cargo tras las elecciones europeas del 9 de junio; si bien considera que debería haberlo hecho "mucho antes".