Publicado 14/06/2021 12:11CET

Unas 1.500 hectáreas de tomate, arroz, maíz, olivar y fruta han sido afectadas en Vegas Altas por las tormentas

Tomentas del fin de semana en Extremadura
Tomentas del fin de semana en Extremadura - UPA-UCE

   MÉRIDA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   En torno a 1.500 hectáreas de cultivos como tomate, arroz, maíz, olivar y fruta --de las cuales más del 50 por ciento son de tomate-- han sido dañadas en Vegas Altas principalmente como consecuencia de las tormentas de lluvia y granizo del fin de semana en Extremadura, según las estimaciones de UPA-UCE.

   El maíz ha sido otro de los cultivos que ha salido "peor parado" por los efectos de las tormentas, registrando daños en unas 200 hectáreas que supondrán una "merma importante" en la producción para esta campaña.

   UPA-UCE Extremadura hace así balance de los daños provocados por las tormentas de lluvia y granizo del fin de semana, y que ha dejado afectados cultivos como el tomate, maíz, arroz y olivar de las Vegas Altas, principalmente.

   Con ello, las "intensas" lluvias y el pedrisco han dejado daños "irreparables" en el regadío de Vivares y Valdetorres; y los agricultores de la zona lamentan encontrarse en la "temida zona cero" de las tormentas que han "arrasado" con "buena parte" de sus cosechas, sobre todo de tomate que presenta daños en unas 700 hectáreas de las Vegas del Guadiana. Otras zonas afectadas por las tormentas han sido Arroyo de San Serván, Lobón, Calamonte.

   Al respecto, en nota de prensa, UPA-UCE Extremadura señala que los equipos de Agroseguro trabajan este lunes sobre el terreno para cuantificar los daños reales y las consecuencias económicas en cada uno de los cultivos afectados.

   Así, esta organización agraria continúa apostando por el seguro agrario ya que "es la única cobertura con la que cuentan los agricultores y ganaderos ante los problemas climáticos".

   "Los productores ven echada a perder su cosecha de todo el año en cuestión de minutos, por eso reclamamos que las indemnizaciones se ajusten no solo a las pérdidas de cada cultivo, sino también a la merma de producción como consecuencia del estado avanzado de algunas plantaciones. Esto supondría una valoración económica mayor", destaca UPA-UCE.

Para leer más