Publicado 03/07/2024 07:06

Alimentacion.- Limitar los alimentos ultraprocesados no necesariamente conduce a una dieta saludable

Archivo - Alimentos ultraprocesados.
Archivo - Alimentos ultraprocesados. - UMH - Archivo

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio demuestra que comer principalmente alimentos mínimamente procesados, tal como los define el sistema de clasificación NOVA, no constituye automáticamente una dieta saludable, lo que sugiere que los tipos de alimentos que comemos pueden importar más que el nivel de procesamiento utilizado para elaborarlos.

Al comparar dos menús que reflejan una dieta occidental típica (uno que enfatiza los alimentos mínimamente procesados y el otro que enfatiza los alimentos ultraprocesados, según la clasificación del sistema de clasificación NOVA), los investigadores encontraron que el menú menos procesado era más del doble de caro y alcanzó su fecha de vencimiento tres veces más rápido sin aportar ningún valor nutricional adicional.

"Este estudio indica que es posible llevar una dieta de baja calidad incluso cuando se eligen principalmente alimentos mínimamente procesados", explica Julie Hess, nutricionista investigadora del Centro de Investigación de Nutrición Humana de Grand Forks del USDA-ARS, quien dirigió el estudio. "También muestra que las dietas más procesadas y menos procesadas pueden ser igualmente nutritivas (o no nutritivas), pero la dieta más procesada puede tener una vida útil más larga y ser menos costosa".

Mark Messina, director de ciencia e investigación de la nutrición en Soy Nutrition Institute Global (Estados Unidos), presentará los hallazgos en NUTRITION 2024 , la reunión anual emblemática de la Sociedad Estadounidense de Nutrición.

La nueva investigación se basa en un estudio que el equipo publicó el año pasado, que demostró que era posible crear un menú de alta calidad que se alinee con las pautas dietéticas y al mismo tiempo obtener la mayor parte de sus calorías de alimentos clasificados como ultraprocesados. Para el nuevo estudio, los investigadores formularon la pregunta opuesta: ¿Es posible elaborar un menú de baja calidad que obtenga la mayor parte de sus calorías de alimentos "simples"?

Para averiguarlo, construyeron un menú menos procesado, que obtenía el 20% de sus calorías de alimentos ultraprocesados, y un menú más procesado, que obtenía el 67% de sus calorías de alimentos ultraprocesados. El nivel de procesamiento involucrado en cada menú se determinó según el sistema de clasificación NOVA.

Se calculó que los dos menús tenían una puntuación del Índice de Alimentación Saludable de aproximadamente 43-44 sobre 100, una puntuación relativamente baja que refleja un pobre cumplimiento de las Guías Alimentarias para los Estadounidenses.

Los investigadores estimaron que el menú menos procesado costaría 34,87 dólares por día por persona en comparación con 13,53 dólares por día del menú más procesado. También calcularon que el tiempo medio hasta la caducidad de los elementos del menú menos procesados fue de 35 días frente a 120 días para los elementos del menú más procesados.

El estudio llama la atención sobre las desconexión entre el procesamiento de alimentos y el valor nutricional. Hess señaló que algunos alimentos envasados ricos en nutrientes pueden clasificarse como ultraprocesados, como el puré de manzana sin azúcar, la leche ultrafiltrada, las claras de huevo líquidas y algunas marcas de pasas y tomates enlatados.

"Los resultados de este estudio indican que desarrollar una dieta nutritiva implica más que una consideración del procesamiento de alimentos como lo define NOVA", relata Hess. "La comunidad de investigadores en nutrición debe caracterizar mejor los conceptos de alimentos 'ultraprocesados' y alimentos 'menos procesados'".

Contador

Leer más acerca de: