Publicado 25/07/2019 11:45CET

Siece pide a la Junta de que denuncie la eliminación de vegetación natural en áreas agrícolas de la provincia de Jaén

Jaén.- Siece pide a la Junta de que denuncie la eliminación de  vegetación natur
Jaén.- Siece pide a la Junta de que denuncie la eliminación de vegetación natur - SIECE - Archivo

JAÉN, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Ibérica para el Estudio y Conservación de los Ecosistemas (Siece) ha alertado de la desprotección de linderos, padrones y arroyos en los cultivos agrícolas de la provincia de Jaén por lo que ha pedido a la Junta de Andalucía que denuncie todos los casos de eliminación de vegetación natural en áreas agrícolas y que en Jaén se corresponde principalmente con cultivos de olivar.

Desde Siece se ha indicado a Europa Press que las Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible debe utilizar "las herramientas disponibles, a través de los Agentes de Medio Ambiente para denunciar todos y cada uno de los casos que se dan de eliminación de vegetación natural en áreas agrícolas".

Asimismo, se ha pedido a la Administración autonómica que lleve a cabo un inventario y catalogación de todas las zonas de vegetación natural existente entre cultivos.

Y es que desde Siece, se viene observando en las últimas décadas una pérdida y degradación de las áreas de vegetación natural entre los cultivos de la provincia de Jaén, "en un fenómeno depredador de intensificación del medio agrario".

Siece habla de "atentados" contra linderos, padrones, arroyos y lindes, incluso sobre encinas y árboles centenarios, que existen entre cultivos, sobre todo entre olivares.

Aluden a "quemas, talas, tratamientos con herbicidas e incluso el uso de maquinaria pesada, para la eliminación de árboles y arbustos protegidos, con el objetivo último de su total eliminación" y así"ganar un metro más de plantación de nuevos olivos o simplemente para poder tener el olivar limpio de vegetación natural".

Desde Siece se recuerda que estos parches de vegetación natural actúan como freno de la erosión, uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los cultivos en el siglo XXI, retienen el agua de lluvia y sirven de reservorio de especies vegetales y animales que facilitan el control natural de plagas.

Añaden que, a través de estudios científicos se ha comprobado que en aquellos cultivos que respetan la vegetación natural de sus lindes y arroyos, se eleva la producción del cultivo y la hace más sostenible.

De hecho, hay actualmente proyectos europeos que precisamente tratan de recuperar la biodiversidad que se ha perdido en los olivares de Andalucía, como el Proyecto LIFE Olivares Vivos, haciendo repoblaciones de vegetación natural en arroyos, padrones, setos y lindes, entre otras actuaciones.

"Resulta paradójico que por parte de la actual Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible no se realiza el esfuerzo necesario para conservar y proteger las pocas zonas de vegetación natural que quedan en nuestras campiñas andaluzas", apuntan desde Siece.

Por último, realizan una llamada a los agricultores, y a los olivareros en particular, para que echen mano de "la coherencia en sus técnicas de cultivo" y a la Administración para que aplique "un mínimo de control" sobre un problema que ha llevado al olivar jiennense "a ser uno de los lugares donde hay una mayor contaminación de acuíferos y un mayor riesgo de desertificación de toda Europa, por el abuso de herbicidas e insecticidas, que han convertido a la campiña de Jaén en un terreno yermo por muchas generaciones

Asimismo, se advierte de que denunciarán todas aquellas agresiones que se detecten en sus trabajos de campo de cualquier eliminación de padrones, linderos, árboles aislados y arroyos en zonas agrícolas, vitales para el mantenimiento de la biodiversidad y de la sostenibilidad del propio cultivo.

Para leer más