El 34% de los padres españoles pide una excedencia para cuidar de sus hijos, frente al 42% de las madres

Actualizado 26/10/2018 14:24:11 CET
Padre haciendo foto con móvil a madre e hijo
PIXABAY

BRUSELAS, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 34% de los hombres españoles se ha beneficiado, o planea hacerlo, de una excedencia para el cuidado de sus hijos, un porcentaje que es ocho puntos menor que en el caso de las mujeres, del 42%, según arrojan los datos del Eurobarómetro publicado este viernes por la Comisión Europea sobre conciliación familiar con motivo del Día de la Igualdad Salarial el próximo 3 de noviembre.

Sin diferenciar entre hombres y mujeres, el 18% de los padres y madres en España han disfrutado de este permiso y el 22% desea hacerlo en un futuro. Por el contrario, el 26% contestó a la encuesta que no quiere solicitar una excedencia para el cuidado de sus hijos y no piensa en hacerlo, el 7% no pudo porque no existía esta posibilidad en su empresa y el 13% no conocía este derecho.

A nivel europeo, el 32% de los hombres ha disfrutado de una excedencia para el cuidado de sus hijos o quiere hacerlo en el futuro, mientras que el porcentaje se eleva al 57% en el caso de las mujeres europeas encuestadas.

Entre las razones que citan los encuestados para hacer uso de esta posibilidad en mayor medida, destacan recibir una mayor compensación salarial durante el periodo de excedencia, poder elegir un permiso en bloques o a tiempo parcial o una extensión de la edad máxima de los hijos hasta la que se puede pedir este permiso.

Con respecto al permiso por paternidad, el 30% de los hombres españoles afirma haber utilizado este derecho, diez puntos más que la media europea, y el 23% tiene la intención de hacerlo. En el segundo caso es el mismo porcentaje que la media de los hombres europeos.

Los datos del Eurobarómetro publicado por Bruselas arrojan que el 52% de los ciudadanos españoles dicen tener acceso a cierta flexibilidad laboral para conciliar su trabajo con la vida familiar. Sin embargo, sólo el 26% asegura haberse beneficiado de esta flexibilidad, frente al 42% de los europeos.

El 26% de los españoles, en cambio, es consciente de la existencia de esta flexibilidad laboral pero nunca la ha utilizado, mientras que el 44% niega que existan en su empresa acuerdos para conciliar vida laboral y familiar (trece puntos más que la media europea, del 31%).

BRECHA SALARIAL DEL 14%

La Comisión Europea ha publicado este Eurobarómetro sobre conciliación laboral con motivo del Día de la Igualdad Salarial, que se celebra el próximo sábado, 3 de noviembre. Según datos del Ejecutivo comunitario, la brecha salarial en España --la diferencia en el salario bruto medio por hora que ganan los hombres y las mujeres-- es del 14,2%. En el conjunto de la UE este porcentaje se eleva hasta el 16,2%.

Este dato, explica Bruselas, tiene en cuenta tres tipos de desventajas a las que se enfrentan las mujeres: un menor salario por hora, menos horas de trabajo remunerado y unas tasas de empleo inferiores (por ejemplo, cuando interrumpen su carrera para cuidar de los niños o de familiares".

Los países con una mayor brecha salarial en el bloque comunitario son Estonia (25,3%), República Checa (21,8%), Alemania (21,5%), Reino Unido (21%) y Austria (20,1%), mientras que los que cuentan con una diferencia mejor son Rumanía (5,2%), Italia (5,3%), Luxemburgo (5,5%) y Bélgica (6,1%).

"Las mujeres y los hombres son iguales. Ese es uno de los valores fundacionales de la UE. No obstante, las mujeres siguen trabajando de forma gratuita dos meses al año en comparación con los hombres. No podemos seguir tolerando esta situación", han destacado en un comunicado conjunto el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, la comisaria de Justicia, Consumo e Igualdad, Vera Jourová, y la comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen.

El Ejecutivo comunitario ha admitido que "no existe una solución instantánea para poner fin a esta desigualdad", pero ha defendido que hay "vías para aportar cambios concretos", por lo que ha urgido al Parlamento Europeo y a los Estados miembros a aprobar sus propuestas legislativas para "hacer frente a este problema en el lugar de trabajo y en el hogar".

"Los nuevos datos publicados subrayan la importancia de adoptar urgentemente la legislación de conciliación entre la vida profesional y privada. El año pasado, uno de cada tres europeos no tuvo la posibilidad de tomar ningún tipo de permiso familiar y sólo cuatro de cada diez hombres tomaron o tuvieron la intención de tomar un permiso parental. Esta situación no es justa ni sostenible", han remarcado los tres comisarios.

Para leer más