8 de abril de 2020
 
Actualizado 14/11/2008 15:05:45 +00:00 CET

ACNUR anuncia que el traslado de más de 60.000 desplazados de la guerra de RDC comenzará la semana que viene

La organización advierte de que el viaje será difícil y que muchas personas tendrán que recorrer a pie 15 kilómetros

GINEBRA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció hoy que el traslado anunciado de más de 60.000 desplazados internos por la guerra de República Democrática del Congo (RDC) que se encuentran en Kibati, localidad situada a unos pocos kilómetros al sur de la zona de combate, comenzará la semana que viene.

En declaraciones a los medios en la sede de ACNUR en Ginebra, el portavoz de la agencia, Ron Redmond, explicó que "debido a la continua amenaza de la seguridad", las más de 60.000 personas que se encuentran en los dos campamentos de Kibati serán enviados a una nueva localización más segura, un campo de 26 hectáreas situado en la ciudad de Mugunga, a unos 15 kilómetros al oeste de Goma.

"Durante las últimas semanas hemos expresado repetidamente la preocupación de ACNUR por la seguridad de las decenas de miles de desplazados internos congoleños en dos campos en las afueras del norte de Goma, que están muy cerca de las líneas de combate" entre los rebeldes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), del general renegado Laurent Nkunda, y las tropas del Gobierno, señaló Redmond.

Así pues, indicó que expertos de ACNUR y de otras organizaciones estuvieron ayer en el nuevo emplazamiento que acogerá a los más de 60.000 desplazados de Kibati preparando las instalaciones, tales como las letrinas, las carreteras de acceso y los refugios.

TRASLADO DIFÍCIL

Redmond advirtió de que el "traslado voluntario será complicado" y que mucha gente tendrá que recorrer a pie la distancia de 15 kilómetros que separa los dos emplazamientos. "Los que no puedan andar, incluidos niños, ancianos y enfermos, serán trasladados en camión", destacó.

Mientras tanto, la distribución de ayuda no alimentaria por parte de organizaciones como ACNUR y UNICEF continúa hoy en Kibati, facilitando a los desplazados mantas, esterillas, garrafas, jabón, sets de cocina y revestimientos de plástico que llegan vía terrestre o aérea.

Ayer mismo, un vuelo fletado por ACNUR aterrizó en Goma procedente del aeropuerto de Entebbe, en Uganda, cargado con 1.500 lotes de revestimientos de plástico y tres alojamientos portátiles, conocidos como 'rubbhalls', que pueden albergar como alojamientos de emergencia a las más de 65.000 personas que actualmente viven en Kibati.

Los desplazados de Kibati, que están viviendo hacinados en condiciones de suciedad y junto a un volcán activo, se encuentran entre los 250.000 civiles que se han visto forzados a huir de sus hogares desde que el pasado agosto resurgieran los enfrentamientos en la provincia de Kivu Norte, en el este de RDC.

Los últimos combates con artillería y ametralladoras en la primera línea, cercana a Kibati, han interrumpido varias veces la distribución de ayuda a los desplazados y empujado a miles de ellos carretera abajo hacia el sur en dirección la capital provincial, Goma, a diez kilómetros de distancia.