Actualizado 12/03/2008 19:37 CET

Solo una docena de las 1.500 películas que se estrenan al año en España está subtitulada para sordos, según CNSE

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Solo una docena de las 1.500 películas que se estrenan anualmente en España está subtitulada para sordos, y ninguna de ellas es española, según un estudio de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) que recoge Europa Press.

Esta asociación destaca que el subtitulado en el cine y en la televisión "no acaba de implantarse con éxito en España por falta de sensibilidad social y de voluntad política", y asegura que son "escasas o inexistentes" las salas de cine que ofrecen películas subtituladas, lo que supone "una flagrante discriminación hacia más de un millón de personas sordas".

Asimismo, la confederación recalca que colocar subtítulos en las películas y programas es "cada día más barato y sencillo gracias a las nuevas tecnologías", y subrayan que el teletexto permite a las personas sordas descargarse los subtítulos individualmente y "'sin molestar'" a quienes no quieren ver unas imágenes con los diálogos sobreimpresos en sus pantallas.

EL CASO 'FLUVI'

El colectivo pone como ejemplo de inaccesibilidad la serie de dibujos animados de TVE 'Fluvi', que trata de concienciar, a través de la mascota de la Expo de Zaragoza 2008, sobre la importancia del ahorra del agua y del cuidado del medio ambiente.

La confederación señala que éste no es un "caso aislado" ya que diariamente las cadenas de televisión no subtitulan los programas o éste falla a mitad de la emisión. Este último caso, añade, se ha dado en las series 'Cuéntame cómo pasó', 'Herederos' y 'Desaparecida' de TVE, así como en 'Los hombres de Paco' o 'La que se avecina', de Antena 3 televisión.

Según los datos del Centro Español de Subtitulado y Audiodescripción (CESyA), La Sexta subtituló el 59 por ciento de sus contenidos en 2007, seguida de La 2 de TVE, que lo hizo en un 45 por ciento de su programas. La revista recuerda que desde la entrada en vigor del Real Decreto 1.494 del 12 de noviembre del año pasado, las televisiones están obligadas a subtitular el cien por cien de sus contenidos.

Por ello, este colectivo exige a los responsables de las emisiones de programas y películas que "tomen medidas de inmediato" para que miles de personas no vean comprometido su derecho a estar informados y a disfrutar del entretenimiento.