Un refugiado sirio en España: "Tuve que irme porque me obligaban a alistarme al Ejército y luchar en la guerra"

Publicado 18/12/2018 9:59:40CET
PINARDI

   MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Mohamad Mashall tiene 20 años y llegó a España en 2017, a través del programa de reasentamiento de personas refugiadas en Grecia, y ahora está contratado en la empresa de logística UPS, gracias a la formación que recibió del programa 'Primera Experiencia Profesional' que realiza la entidad Pinardi.

   "Mi familia está en Siria. Fui yo quien tuve que salir porque me acercaba a la mayoría de edad y obligaban a mi padre a alistarme al Ejército y luchar en la guerra", señala en declaraciones a Europa Press.

   Tras un viaje de cuatro años, Mohamad llegó a España, donde solicitó protección internacional. Pasó un mes en Murcia, aunque decidió poner rumbo a Alemania porque su primo estaba allí. Según relata, estando en Alemania fue devuelto a España ya que es el país en el que había pedido asilo.

   "Tuve que salir muy joven de mi país y no pude terminar mis estudios", lamenta, explicando que durante su periplo por diferentes países tuvo que trabajar para poder ir costeando su viaje y cubrir sus gastos. En muchas ocasiones, no tenía la seguridad de si iba a cobrar, según añade.

   De nuevo en España, Mohamad tuvo claro que quería formarse en algo que le permitiera trabajar de manera inmediata. Con esta ambición, llegó a Pinardi, una entidad social que trabaja para encontrar respuestas a las nuevas situaciones de pobreza, formas de discriminación y vulnerabilidad social.

   Según explica, a través del Programa de Acogida para Solicitantes de protección internacional, le asignaron plaza y, tras ello, pudo comenzar su itinerario en Casa Pinardi-Nicoli. Esta entidad es la respuesta a la situación de refugiados que ofrecen los Salesianos junto a las Hijas de la Caridad y en colaboración con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social del Gobierno de España.

   Su objetivo es que alcanzar el nivel de idioma suficiente para que los refugiados puedan manejarse de manera autónoma en su vida y facilitar la integración de estos jóvenes, según manifiesta la responsable del Programa Pinardi-Nicoli, Noelia Hidalgo.

'PRIMERA EXPERIENCIA PROFESIONAL'

   "Los primeros meses, sobre todo los dediqué a aprender el idioma y conocer la ciudad, una vez que mi nivel de idioma me permitió comenzar una formación, empecé en el proyecto de Pinardi llamado 'Primera Experiencia Profesional' donde aprendí cómo relacionarme con otros compañeros, cómo comportarme en una entrevista de trabajo, habilidades sociales... etcétera", afirma.

   Se trata de un proyecto que nace con vocación de dar respuesta al problema del desempleo juvenil con el objetivo de aumentar las oportunidades de empleo de los jóvenes en situación de vulnerabilidad, como era el caso de Mohamad. En concreto, la iniciativa ofrece una alternativa para aumentar la tasa de empleo de los jóvenes en los sectores de la hostelería y de la logística.

   El programa está basado en la atención integral a la persona, la adquisición de experiencia y formación por encima del nivel medio del mercado para lograr una mayor calidad en la inserción. "He tenido la oportunidad de formarme en un entorno real de trabajo, en una empresa de logística como UPS. Durante tres meses he pasado por distintos departamentos y he aprendido los distintos oficios que tiene una empresa de logística", destaca en declaraciones a Europa Press.

   Preguntado acerca de la experiencia, sostiene que "ha sido muy buena", que "desde el primer momento" se ha sentido como "uno más" en la empresa. Además, subraya que los educadores de Pinardi le han prestado su ayuda en el proceso de formación. "Me he sentido muy acompañado en todo momento", añade.

   Mohamad asegurado que si actualmente tiene un trabajo es gracias a la formación ha recibido. "Estoy feliz. Para mí ha sido una gran oportunidad que agradezco a Pinardi y a UPS porque he podido acceder a un trabajo sin necesidad de recurrir a las ayudas", recalca.

   Agradece enormemente la "oportunidad" que le han dado e incide en que "ha sido muy buena". "He conocido a gente nueva, he podido conocer de primera mano cómo es una empresa por dentro antes de tener un contrato, qué significa trabajar en España, que trámites hay que hacer y qué se necesita para hacerlo. Me siento muy afortunado", concluye.

   Este año, Pinardi y Fundación JPMorgan Chase han renovado su compromiso en el desarrollo del programa 'Primera Experiencia Profesional' hasta mediados del año 2020. En los tres años de duración de esta iniciativa, ya han participado 274 personas y el 61% ha conseguido un contrato laboral con el apoyo de las empresas socias de los sectores de hostelería, restauración, logística y ocio, según aseguran. En los treinta meses de renovación de convenio de colaboración está previsto que, al menos, otros 300 jóvenes participen de esta experiencia.

Para leer más