Actualizado 22/10/2008 16:15 CET

En las entrevistas de trabajo se ve bien que un hombre tenga hijos, pero mal que una mujer sea madre, según encuesta

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cuando un hombre se presenta a una entrevista de trabajo, el encargado de decidir sobre su incorporación a la empresa suele valorar que tenga hijos, sin embargo, si la candidata es una mujer, el tener hijos es más un inconveniente que un punto a su favor, según el estudio 'Los mitos de igualdad en el ámbito laboral'.

Presentado en el marco de la Feria Profesional de las Secretarias y Ayudantes de Dirección, Exposecretaria 2008, que se celebra en Madrid, el estudio recoge las conclusiones de una encuesta realizada entre más de 100.000 secretarios y secretarias de 'Secretariaplus.com' y más de 25.000 directivos y directivas de 'Directivosplus.com'.

Así, el 64 por ciento de los encuestados cree que el tener hijos no afecta a los hombres en el proceso de selección, mientras que el 59 por ciento piensa que el ser madre sí perjudica a las mujeres cuando pretenden acceder a un puesto de trabajo.

No obstante, y a pesar de que el 84 por ciento cree que las decisiones de las mujeres son más cuestionadas y que los hombres tienen más oportunidades laborales (84%), la mayoría de los encuestados opina que ser madre no dificulta el ascenso y promoción de las mujeres a un mejor puesto (53%).

En general, los encuestados opinan que los hombres son más impuntuales que las mujeres (76%), y pierden más el tiempo en su trabajo (81%), sobre todo en salir a desayunar y fumar (47%), en comer (28%), en hacer gestiones personales desde la oficina (11%), y hablar por los pasillos (9%).

Por contra, las mujeres en lo que más pierden el tiempo es en realizar gestiones personales para su casa y sus hijos desde la oficina (61%) --por delante de hablar en los pasillos (21%), desayunar y fumar (13%) o comer (2%)-- y las que solicitan más bajas (excluyendo la maternal) para ocuparse de temas del hogar y familiares.

Asimismo, según la encuesta, la mayoría de las mujeres (el 54%) "todavía se sienten culpables cuando tienen que viajar o salir tarde del trabajo", mientras que los hombres, en un 54 por ciento, afirman que no tiene problema en llegar más tarde a casa por culpa del trabajo.

En cuanto al tema de la maternidad y paternidad, "los hombres no se sienten en libertad de coger la baja por paternidad --excluyendo la legal de 15 días-- porque está mal vista entre los superiores y por los compañeros", y sólo un cinco por ciento de los encuestados afirma que alguno de los hombres que trabajan en su empresa se ha cogido una baja después de tener un hijo.