Publicado 26/11/2020 10:56CET

Crespo exige al Gobierno que "controle" la entrada de producto de terceros países y denuncie a la OLAF "si no se cumple"

La consejera de Agricultura, Carmen Crespo
La consejera de Agricultura, Carmen Crespo - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

ALMERÍA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha reclamado al Gobierno que controle la entrada de productos hortofrutícolas de Marruecos a la UE, y que denuncie a la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) si detecta que se están superando los contingentes permitido sin aranceles para "defender" al sector español.

"Le hemos pedido al Ministerio de Agricultura y Pesca que nos pase los datos de contingentes porque, si se han metido mas kilos sin arancel, el Gobierno tiene la obligación de hacer una denuncia en la OLAF por competencia desleal", ha dicho.

En declaraciones en Canal Sur Televisión, recogidas por Europa Press, la consejera, quien ha admitido que la crisis de precios que afecta al sector hortofrutícola de Almería y Granada "es dramática", ha vuelto a insistir en la necesidad, dada "la situación actual de pandemia", de que se "revisen los acuerdos de la UE con terceros países" para "proteger al producto europeo".

"Marruecos, por ejemplo, tiene permitidas 250.000 toneladas de tomate sin aranceles y se tiene que controlar su cumplimiento", ha reiterado.

Con respecto al reetiquedado de producto marroquí como español, "sobre el que echa la vista el sector", Crespo ha minimizado su impacto ya que, según ha detallado, "solo el 4,9 por ciento del producto marroquí se queda en Almería y Granada, mientras que más del 50 por ciento va a Francia".

"El porcentaje es muy pequeño, pero aún así este Gobierno ha realizado 400 inspecciones y está tramitando 11 expedientes", ha detallado para añadir que "no es el problema de base", sino que lo es que se superen los cupos de terceros países.

"EL SECTOR TIENE QUE ORGANIZARSE"

Crespo ha apuntado también a la Ley de la Cadena Alimentaria, que ha entrado ahora en trámite parlamentario, y que, a su juicio, "no está bien hecha, como se ha quejado el sector".

"Hay que enmendarla, hacer que se equilibre la cadena entre el productor, la distribución y el mercado porque actualmente no se da un precio justo para el agricultor por su producto y por su trabajo y nadie se puede plantear en estos momentos que cubran los costes de producción, ni muchísimo menos", ha trasladado.

La consejera ha llamado, asimismo, al sector a "organizarse" para "producir de acuerdo a la demanda del mercado" y a "unirse para vender conjuntamente". "Comercializar conjuntamente da respeto. Lo que no podemos es vender 40.000 en el campo andaluz porque las grandes cadenas se aprovechan y van a la oferta menor", ha explicado.

Por último, ha remarcado el peso del sector agroalimentario andaluz como "potencia" y su papel "fundamental" en pandemia "para abastecer mercados y hacer de colchón a la crisis económica". "Es un sector que está claro que hay que mimar", ha concluido.