Publicado 06/06/2024 14:13

El Hospital Reina Sofía de Córdoba acoge una exposición de Pablo Rubio que inspira donación, reciclaje y vida

Pablo Rubio explica su obra.
Pablo Rubio explica su obra. - JUNTA DE ANDALUCÍA

CÓRDOBA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba acoge desde este jueves una exposición del artista Pablo Rubio que, bajo el título 'Declinación del verbo vivir', quiere expresar la infinidad de posibilidades de recuperación y reciclaje que ofrece la donación de órganos y tejidos. La muestra, que se ha inaugurado en el marco de la XXII Semana de la Donación, se puede visitar en el vestíbulo principal del Hospital General.

Tal y como ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, las piezas centrales del proyecto son once sillas dispuestas de forma circular, en torno a una bombilla de luz que trata de inspirar esperanza. Las sillas han sido transformadas por el artista con fragmentos de otros materiales que en el pasado tuvieron otra vida (maderas, cables, ruedas, estantes o material de quirófano). La mayoría de los elementos proceden del almacén del hospital, donde esperan para ser reparados o reciclados. Los asientos están unidos por hilos y cables de colores, que inspiran la diversidad del mundo en el que habitamos.

A la presentación también han asistido la delegada de Salud y Consumo de la Junta, María Jesús Botella, y el director gerente del hospital, Francisco Triviño, además del equipo directivo y profesionales del hospital y asociaciones de personas trasplantadas.

Triviño ha agradecido al autor "su fuerte implicación con la donación" y ha destacado "esa mirada sensible con la que ha logrado transformar objetos cotidianos en obras para coleccionistas". La exposición permanecerá en esa ubicación del hospital hasta diciembre y "nos permitirá recordar la importancia de regalar vida en un año especial en el que conmemoramos el 45 aniversario de la realización del primer trasplante en Córdoba", ha dicho.

En esta nueva propuesta de Pablo Rubio los materiales se diluyen para confundir cuándo termina el pasado y dónde comienza el futuro. Como él mismo ha confesado "me sumerjo en las profundidades de la enfermedad para examinar la dualidad de la naturaleza humana por medio de los trasplantes. He querido reflexionar sobre generosidad y donación en esta era que vivimos de constante cambio, la complejidad de nuestra propia existencia y el amor en su estado máximo".

Para concluir, el creador ha asegurado que estas piezas "no son simples objetos que sirven para descansar. En ellas han transcurrido historias, sueños, deseos, plegarais, almuerzos, desvelos, miedo infinito en una estancia de hospital y la ilusión y la promesa de una salvación".