Actualizado 07/12/2021 17:44 CET

La Junta recaba la asistencia del Instituto Geológico y Minero para actualizar del proyecto minero de Riotinto en Huelva

Archivo - Instalaciones de Atalaya Mining en Riotinto (Huelva).
Archivo - Instalaciones de Atalaya Mining en Riotinto (Huelva). - ATALAYA MINING - Archivo

MINAS DE RIOTINTO (HUELVA), 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades trabaja con los mayores expertos en materia de control y seguridad minera para asegurar que la 'Actualización del proyecto de explotación y modificación del plan de restauración' de Minas de Riotinto (Huelva), presentado por Atalaya Mining, cuenta con absoluta garantía para su puesta en marcha. En concreto, la Consejería de Transformación Económica recaba la asistencia del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) en la evaluación del proyecto, que estima unas reservas de más de 250 toneladas de mineral.

La histórica mina, que reinició las labores de explotación y aprovechamiento de cobre y cinc en 2015, se encuentra en proceso de obtención de las autorizaciones ambientales y mineras por parte de la Junta de Andalucía para la continuidad del yacimiento, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Atalaya Mining, propietaria de la explotación, busca con su proyecto garantizar la vida de la explotación al menos diez años más, ya que se estima la existencia de unas reservas de mineral de más de 190 millones de toneladas y de unos recursos estimados en más de 250 millones de toneladas de mineral.

Transformación Económica trabaja, entre otros organismos, con el Instituto Geológico Minero de España (IGME) para analizar que el proyecto presentado cuenta con las mayores garantías para su desarrollo e implementarlo en caso de ser necesario.

Así, Atalaya Mining ha propuesto nuevos parámetros de diseño en la corta, en las escombreras y en los depósitos de estériles de tratamiento o balsas mineras. Desde la Consejería se considera que, dada la importancia de esta iniciativa empresarial, el proyecto contará con las mejores actuaciones en materia de evaluación y control, de manera que se garantice la seguridad y la protección del medio ambiente.

Además del IGME, Transformación Económica ha contado con estudios específicos tanto sobre el reinicio del proyecto como sobre su continuidad desarrollados por organismos como el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) o la Escuela de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid. El objetivo para el departamento dirigido por Rogelio Velasco no es otro que conseguir el mejor de los proyectos mineros posibles, tanto en la rentabilidad económica y social para el área en el que se ubica, como para la sostenibilidad ambiental.

El IGME ha prestado asistencia técnico-científica y de asesoramiento a la Junta de Andalucía en materia de evaluación de recursos y reservas mineras, plantas de beneficio, gestión del agua, planes de restauración y gestión de los estériles, entre otros, de explotaciones mineras en el ámbito andaluz. En el caso de Minas de Riotinto, el Instituto Geológico Minero informó tanto del proyecto de reapertura de la mina, en diciembre de 2014, como del de actualización, incluyendo en ambos casos una serie de recomendaciones dirigidas a la mejora, tanto en el aspecto de su seguridad como de su calidad técnica.

De acuerdo con las consideraciones expresadas por el IGME, la actualización del proyecto minero, incluyendo el recrecimiento progresivo proyectado, es clave en cuanto al depósito de estériles de la explotación minera. Por ello, desde la Junta de Andalucía se ha considerado esencial su asistencia especializada como entidad pública experta y conocedora del yacimiento.

Desde Transformación Económica se ha propuesto, además, que esta colaboración se extienda para realizar un seguimiento y evaluación pormenorizado y exhaustivo del funcionamiento de las presas durante los próximos años, con el objetivo de dotar al proyecto con las mayores garantías de éxito.

MINERÍA SOSTENIBLE

La minería se ha configurado como un aliado estratégico en la lucha contra el cambio climático y la descarbonización. En este contexto, la Consejería de Transformación afronta el reto de seguir impulsando una minería responsable como actividad dinámica e innovadora, generadora de empleo de calidad y respetuosa con el medio ambiente, considerando además su aportación a la cohesión y desarrollo de las zonas rurales andaluzas, y particularmente las onubenses. Andalucía representa el 39% del valor de la producción nacional de recursos mineros, debido, sobre todo, a sus extraordinarios recursos geológicos.

Dado el valor de la minería para la reactivación económica, la Junta creará una Red Andaluza de Municipios Mineros para fomentar la colaboración con las entidades locales interesadas en el desarrollo de este sector. Esta iniciativa tiene como objetivo reforzar el apoyo municipal a la minería e impulsar la coordinación entre las administraciones públicas en la tramitación de los proyectos de exploración, investigación o explotación minera.

Igualmente, busca favorecer el intercambio de experiencias y conocimientos en la materia e incrementar los efectos positivos de esta actividad en el territorio, sobre todo, aquellos que contribuyan a la generación de oportunidades de desarrollo local y empleo de calidad.

Además de esta iniciativa, la Consejería de Transformación Económica avanza en la creación de una Comisión Interdepartamental para la Promoción de la Minería Sostenible en Andalucía, que será un órgano de coordinación que, entre otros ámbitos, se dirigirá a impulsar la tramitación de los grandes proyectos en este campo.

Estos dos instrumentos se enmarcan en la futura Estrategia para la Minería Sostenible de Andalucía 2030, que se encuentra actualmente en elaboración y la previsión es que pueda estar aprobada a mediados de 2022. Este documento incidirá en aspectos clave para favorecer la actividad del sector, como son, entre otros, el impulso de una minería sostenible y respetuosa con el medio ambiente, que compatibilice el uso temporal del suelo durante la explotación minera con su uso posterior.

También promoverá el empleo de energías renovables y la eficiencia energética en las explotaciones mineras y prestará especial atención a las materias primas minerales críticas y fundamentales como oportunidad para reforzar y completar las cadenas de suministro industriales en Andalucía.

De igual modo, recogerá como prioridades la atracción de inversiones, la simplificación normativa de procedimientos, la reducción de trabas y duplicidades en la tramitación, así como el apoyo a la innovación, a la internacionalización y a la formación especializada.

Según ha asegurado el propio consejero Rogelio Velasco, su departamento está imprimiendo "un notable impulso" a la inversión en el sector minero. En la actualidad se colabora con la iniciativa privada para el desarrollo de nuevos proyectos empresariales en el sector que implican una inversión de 3.325 millones de euros con capacidad para incrementar en 3.251 el número de empleos directos y en 7.725 los indirectos.