Actualizado 06/07/2022 18:30

La Consejería de Salud destaca la calidad de las aguas en las zonas de baño interior de la provincia de Jaén

Toma de muestra de agua en el Charco de la Pringue.
Toma de muestra de agua en el Charco de la Pringue. - JUNTA

VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN), 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud y Familias ha señalado la calidad de las aguas en las zonas de baño continentales de la provincia de Jaén, donde se continúa realizando labores de vigilancia para garantizar su buen estado.

En concreto, son el embalse del Encinarejo y río Jándula, de Andújar; el embalse del Rumblar, en Baños de la Encina; el arroyo Los Molinos, de Siles; los ríos Guadalquivir y Borosa, en Santiago-Pontones; el río Aguascebas, en Mogón (Villacarrillo), y el río Guadalquivir, en Villanueva del Arzobispo. Únicamente no se recomienda el baño en el río Linarejos, de Cazorla.

Así lo ha indicado la delegada territorial de Salud y Familias, Trinidad Rus, quien ha visitado este miércoles el Charco de la Pringue. En esta zona, ubicada entre los términos municipales de Villanueva del Arzobispo y Sorihuela del Guadalimar, técnicos del Área Sanitaria Nordeste han obtenido una muestra de agua que será analizada para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente.

Se observan macroscópicos, transparencia, color, aceites minerales, presencia de espumas persistentes y sólidos flotantes, restos orgánicos y cualquier otro residuo --de cristal, plástico, caucho, madera-- que pueda afectar a la salubridad de las aguas y se considere de interés sanitario.

La delegada territorial ha explicado que este protocolo de vigilancia de la calidad de las aguas de baño permite elaborar quincenalmente informes sobre el estado sanitario de las aguas de baño.

"Hay que recordar el importante papel de los ayuntamientos, encargados de mantener las condiciones de salubridad de las zonas de baño, vigilar los posibles puntos de vertido y adoptar las medidas que les requieran las administraciones sanitarias y ambientales", ha afirmado Rus.

El periodo de muestreo se lleva a cabo en la provincia de Jaén entre el 1 de julio al 31 de agosto con una muestra inicial que se hizo en junio. En total, se realizarán a lo largo del verano cinco muestras por ocho zonas de baño por lo que, habrá 40 visitas de inspección y 40 tomas de muestras.