Andalucía reduce un 6,1% las emisiones de gases de efecto invernaderos a la atmósfera

Actualizado 22/07/2018 11:20:28 CET

SEVILLA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 48.746.778 toneladas de dióxido de carbono (CO2) se emitieron a la atmósfera en Andalucía durante 2016, lo que supone un 6,1 por ciento menos que el año anterior, según el informe elaborado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio sobre gases de efecto invernadero.

De esta cifra, 22.427.383 toneladas de CO2 proceden de instalaciones industriales afectadas por la normativa que regula el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (RCDE) europeo y el resto (26.319.395 toneladas) del sector difuso, en el que se incluyen las emisiones que generan otras actividades industriales, el tratamiento de residuos, la agricultura, la edificación y vivienda o el transporte.

En la emisión de las empresas andaluzas afectadas por el régimen del comercio de derechos de emisión tiene un peso determinante el sector de generación eléctrica que contabilizó 10.124.319 toneladas (45,14% de las emisiones RCDE), y en el que se incluyen las centrales de carbón y de gas natural en ciclo combinado, según ha explicado en un comunicado la Junta de Andalucía.

"Las oscilaciones de las emisiones de un año a otro por este concepto se deben fundamentalmente al peso de la generación con carbón en ese año concreto", ha detallado.

El resto de las emisiones de gases invernadero corresponde al sector cementero (17,28%), refino (14,50%), acerías (1,35%), amoniaco (3,09%), producción de productos químicos orgánicos (2,32% o el de la cal (1,45%), entre otros.

Respecto a las emisiones difusas de gases de efecto invernadero en Andalucía, la mayoría procede del sector del transporte (13.410.176 toneladas) con el 51 por ciento, seguido del de la agricultura (19,3%), residuos (10,3%), residencial, comercial e institucional (7,3%), gases fluorados (6,7%), actividades industriales (5,2%) y otros (0,2%), según el informe, que también se puede consultar en la web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Asimismo, la Junta ha destacado que el gobierno andaluz ha aprobado el proyecto de Ley de Medidas frente al Cambio Climático, con objetivo disminuir la emisión de CO2 y, por tanto, "mejorar la calidad de vida de los andaluces".

También ha explicado que esta futura ley supondrá una nueva regulación de la contaminación por gases de efecto invernadero y se dirigirá a las emisiones difusas, que se encuentran en situación de vacío legal al no estar sujetas al Régimen Europeo del Comercio de Derechos de Emisión y que suponen aproximadamente un 55 por ciento de la contaminación vinculada al cambio climático en la comunidad.

RÉGIMEN DE COMERCIO DE DERECHOS DE EMISIÓN

El objetivo del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (RCDE) es que cada instalación cumpla con el objetivo específico que le marca su asignación, ya que la emisión de CO2 por encima de lo concedido supone "tener que comprar derechos en el mercado, y la emisión por debajo permite poder vender los derechos sobrantes".

"Esta posibilidad de comprar y vender derechos en los mercados de carbono es la característica principal del régimen de comercio, que por otra parte permite que se cumplan los objetivos de reducción de emisiones de la industria establecidos a nivel europeo, dado que la cuota de emisión global europea, repartida por Estados miembros, no puede rebasarse", ha explicado.