Publicado 08/09/2020 15:39:45 +02:00CET

Igualdad adquirirá 88.000 nuevos detectores de gas y humo para el servicio de teleasistencia

Trabajadores del Servicio de Teleasistencia
Trabajadores del Servicio de Teleasistencia - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, a través de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (Assda), va a adquirir 88.000 nuevos dispositivos y detectores de gas y humo para el Servicio Andaluz de Teleasistencia (SAT) con el objetivo de cubrir las nuevas altas y sustituir los aparatos más antiguos del parque, para contribuir a su mantenimiento y a una renovación tecnológica que compatibilice el dispositivo domiciliario con las actuales tecnologías telefónicas. Entre ellas, la nueva teleasistencia móvil, que extrapola las prestaciones que ofrece la teleasistencia domiciliaria al entorno habitual, tanto dentro como fuera del domicilio.

En concreto, según una nota de prensa, serán adquiridos 88.000 nuevos dispositivos: 60.000 domiciliarios, 4.000 dispositivos móviles, 4.000 detectores de gas y 20.000 de humo a lo largo de los ejercicios 2020, 2021 y 2022 con un presupuesto superior a los 13 millones de euros (13.331.148,38).

El Servicio Andaluz de Teleasistencia ofrece un sistema de atención personalizada de respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, inseguridad, soledad y aislamiento basado en las nuevas tecnologías de la comunicación, que permite a las personas usuarias mantener contacto verbal a través de línea telefónica durante 24 horas todos los días del año con uno de los centros de atención gestionados por personal cualificado.

Actualmente, el SAT "es una de las mayores entidades de estas características en volumen de personas titulares en España, contando con 231.895 usuarios a fecha del pasado 30 de junio", destaca la Junta, que señala, por otra parte, que "es uno de los mayores centros de atención de estas características de toda la Unión Europea, estando a la vanguardia en calidad de servicio y aplicación de las nuevas tecnologías de la comunicación de los servicios de atención especializada".

El servicio de Teleasistencia de la Junta de Andalucía que gestiona la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha atendido más de 3,2 millones de llamadas en el primer semestre del año, lo que supone una media de casi 18.000 llamadas (17.978) gestionadas al día. De las 231.895 personas titulares con que cuenta, 12.197 se han dado de alta entre enero y junio de 2020.

Del total de llamadas que las personas beneficiarias han realizado este año pulsando el botón de su dispositivo de teleasistencia (757.558 llamadas entrantes), una parte importante se ha producido por motivo de establecer un contacto o mantener una conversación (30 por ciento). De ahí el esencial papel que juega esta prestación para paliar situaciones de soledad y aislamiento social. También destacan las llamadas por motivo de emergencia u otras demandas de servicios de salud (27%), las relacionadas con el funcionamiento técnico del servicio (22%) y aquellas que han sido para solicitar algún tipo de información sobre prestaciones sociales (21%).

En el primer semestre del año, sobre todo teniendo en cuenta el periodo de confinamiento durante el estado de alarma, este servicio ha jugado un papel fundamental en la atención de las personas mayores, personas con discapacidad y en situación de dependencia que, en muchos casos, se han enfrentado a un aislamiento social más acentuado, lo que ha incrementado su sensación de miedo y desconcierto.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Daniel Radcliffe solo regresaría a Harry Potter si no está J.K. Rowling

  2. 2

    Bruselas renuncia al reparto obligatorio de refugiados y apuesta por reforzar la frontera y las expulsiones

  3. 3

    Un hombre mata a un niño de tres años en Santiago de Compostela

  4. 4

    Sanidad decreta medidas especiales contra el COVID en Valmojado, Cebolla y La Puebla de Montalbán

  5. 5

    Muere una niña de trece años tras ser agredida y violada por cinco policías en el sur de Afganistán