Publicado 29/09/2022 13:18

El Macarena controla el corazón de cerca de 3.000 pacientes sevillanos a través de la monitorización domiciliaria

Archivo - Andalucía.- Servicio de Cardiología del Hospital Macarena controla por vía telemática la salud cardíaca de sus pacientes
Archivo - Andalucía.- Servicio de Cardiología del Hospital Macarena controla por vía telemática la salud cardíaca de sus pacientes - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Virgen Macarena, a través del Servicio de Cardiología, supervisa el corazón de casi 3.000 pacientes que poseen dispositivos implantados como desfibriladores, marcapasos y holters insertables. Para ello, utiliza la monitorización domiciliaria desde la Unidad de Arritmias que recibe información de forma periódica y, ante cualquier evento detectado, datos que diariamente son revisados por la Enfermería de la Unidad junto con el apoyo de los especialistas médicos, permitiendo tomar decisiones clínicas que salvan vidas.

Esta estrategia redunda en un "doble beneficio" para los pacientes. Por un lado, evita las visitas innecesarias al centro hospitalario, en muchos casos, de personas mayores que requieren de un acompañante. Por el otro, permite detectar "alteraciones" del dispositivo o arritmias en "tiempo real" y que "pasan desapercibidas" para el paciente. Esto posibilita la acción rápida del cardiólogo para que el paciente pueda recibir el tratamiento cuando es preciso, antes de que pueda llegar a suponer un problema mayor, ha detallado el hospital este jueves en una nota de prensa.

El Macarena celebra este jueves el Día Mundial del Corazón haciéndose eco del lema 'Usa tu corazón para cada corazón', a través del cual se pretende concienciar a la población sobre la importancia de prevenir las enfermedades cardiovasculares y adoptar un modo de vida cardiosaludable. Las restricciones por la pandemia han supuesto que la población haya "relativizado la actividad física" y "relajado los hábitos alimenticios", ingiriendo más comida rica en grasas. Esto ha supuesto que la enfermedad cardíaca se haya "descompensado o descontrolado en muchos casos".

La Unidad de Rehabilitación Cardíaca, adscrita al Servicio de Cardiología, tiene como objetivo principal desarrollar un programa multidisciplinar dirigido a pacientes cardíacos para restaurar su estado antes del evento cardíaco y enseñarles a convivir con su enfermedad. El desarrollo de este programa implica consultas médicas, realización de pruebas complementarias (ecocardiografía, prueba de esfuerzo inicial y final, analíticas iniciales y finales), y sesiones de entrenamiento grupal en el gimnasio de la Unidad.

Para llevar a cabo este cometido se cuenta con profesionales de los servicios de Cardiología y de Rehabilitación y Medicina Física, además de instalaciones propias. Por otra parte, está dotado con recursos para realizar pruebas de esfuerzo con consumo de oxígeno. Estas pruebas son solicitadas con propósitos tanto diagnósticos como pronósticos por los cardiólogos y cirujanos cardiovasculares del Área del Corazón.

Durante 2021, la Unidad de Rehabilitación Cardíaca asistió 922 consultas médicas, impartió rehabilitación cardíaca a 218 pacientes, de los cuales 151 realizaron rehabilitación cardíaca de forma presencial: 131 en enfermedad coronaria y 20 en insuficiencia cardíaca; 67 utilizaron la Telerrehabilitación y seis practicaron la rehabilitación cardíaca en el hospital de alta resolución (HAR) de Constantina.

Para afrontar esta situación, la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del Servicio de Cardiología del Hospital Virgen Macarena diseñó al principio de la pandemia un programa de atención basado en el uso de las nuevas tecnologías, dirigido a pacientes que habiendo sufrido un accidente coronario, aprendan a cuidarse. Asimismo en la Unidad se instauró un programa de recuperación a distancia tras un evento coronario.

En esta modalidad asistencial, los pacientes se conectan por videoconferencia a las sesiones de ejercicio y mantienen contacto con los profesionales a través de una aplicación móvil. Gracias a esto se han minimizado los desplazamientos de pacientes al hospital que preferían no hacerlo por miedo al contagio, vivir alejados del hospital o tener dificultades para conciliar su jornada de trabajo con la realización del programa.

En España, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte, con un 28,3% del total frente a las causadas por el cáncer (26,4%) o por las enfermedades respiratorias (12,6%). Andalucía presenta además unas tasas de mortalidad ajustada por edad más elevadas que en el resto de España.