Publicado 26/11/2020 18:14CET

El Teatro Central de Sevilla ofrece 'A.K.A.(Also Known As)', una historia de adolescencia y RRSS de Daniel J. Meyer

Fachada del Teatro Central en Sevilla, foto de archivo
Fachada del Teatro Central en Sevilla, foto de archivo - María José López - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Teatro Central, espacio de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico gestionado por la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, ofrece los días 28 y 29 de noviembre, en la sala B, la obra de Daniel J. Meyer 'A.K.A.(Also Known As), que muestra otra cara de la adolescencia y las redes sociales: las relaciones de dos jóvenes que se conocen por Tinder dan pie a reflexionar sobre el racismo o la identidad. Ambas funciones comenzarán a las 12,00 horas.

'A.K.A.(Also Known As)' es la historia de dos adolescentes, Carlos y Claudia, que se conocen a través de Tinder. Ambos son de "buena familia", pero Carlos es adoptado y parece "moro". A él le importa bien poco su procedencia natal, pero el resto de la sociedad lo juzga sólo por su aspecto. Montse Rodríguez, la directora, señala que la historia "va sobre el conflicto de la identidad, quién define lo que somos, si nosotros mismos o la mirada de los otros".

Según un comunicado, a ritmo de hip-hop, un joven en escena nos cuenta su primera historia de amor. Su primera relación sexual y cómo los prejuicios ajenos consiguen hacernos cuestionar nuestra propia identidad. Una sola persona en escena y una obra mínima; con estos mimbres el joven dramaturgo barcelonés Daniel J. Meyer habla del racismo con sinceridad pero sin autocompasión y desgrana en la escena cuestiones tan frágiles y arraigadas como la inmigración, la identidad y el imaginario colectivo.

Con cuatro Premios Butaca en 2018 (en las categorías de texto, dirección, autor y pequeño formato), dos Premios Max (autoría revelación y actor protagonista), entre otros, 'A.K.A.(Also Known As)' llama a reflexionar sobre el papel de la redes sociales, las familias y las amistades en la juventud, sobre la que revuela el racismo y la xenofobia.

Dos premios Max y cuatro Butacas avalan su calidad, y también la aceptación del público: más de 20.000 espectadores en más de 200 funciones desde que se estrenó en 2018 en Barcelona.