Publicado 28/07/2021 14:07CET

BCE.- (AMP) Santander aprobará en septiembre un 'pay out' del 40%-50% y no espera oposición del BCE

Archivo - El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, en la presentacón de resultados del primer trimestre de 2021.
Archivo - El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, en la presentacón de resultados del primer trimestre de 2021. - BANCO SANTANDER - Archivo

Reitera que la entidad no contempla compras en España

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha avanzado que el grupo tiene la intención de aprobar en septiembre un dividendo que supondrá entre el 40% y el 50% del beneficio ('pay out'), una vez que finalice la recomendación del Banco Central Europeo (BCE) sobre la remuneración al accionista.

Durante la presentación de resultados del primer semestre, en el que Santander ganó 3.675 millones de euros, Álvarez ha explicado que la entidad está reservando el 50% del beneficio ordinario para que, una vez que desaparezca el veto del BCE el 30 de septiembre, el consejo aprobará las cantidades concretas a distribuir, dentro del objetivo de distribuir un 'pay out' del 40%-50%.

Así, en el segundo trimestre ha reservado 18 puntos básicos de capital, equivalente al 50% del beneficio ordinario del trimestre, para una posible remuneración a los accionistas, y seguirá reservando este nivel de capital a lo largo del año.

"Lo normal es que el consejo tome la decisión sobre el dividendo en septiembre. Esto es lo normal, porque normalmente también es lo normal que paguemos dividendo a principios de noviembre y, por tanto, la decisión tiene que ser tomada en septiembre en condiciones normales y espero que así sea", ha apuntado el consejero delegado.

Además, el grupo descarta que el BCE vaya a poner trabajas a que Santander remunere así a sus accionistas. "Dada la fortaleza del negocio y la calidad del balance, no creo que el BCE vaya a poner particulares problemas a que una entidad como Santander tenga una política de dividendo que yo considero prudente", ha afirmado.

Preguntado sobre los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), que se publicarán este viernes, el consejero delegado de Santander ha recordado que estas pruebas de resistencia miden cuánto capital destruye el banco en el "altamente improbable" caso de que la situación económica sea "muy mala".

"En esa situación, el banco ha demostrado que tiene una fortaleza enorme, porque nuestro beneficio antes de provisiones es muy alto y permite absorber 'shoks' muy fuertes que vengan del escenario macro (el año pasado tuvimos el ejemplo). Por tanto, soy optimista en que nuestro modelo de negocio y diversificación de productos por países nos da una fortaleza enorme y creo que saldremos bien", ha indicado.

En esta línea, el director financiero del grupo, José García Cantera, ha añadido que en los ejercicios anteriores Banco Santander ha salido como el mejor entre los bancos europeos.

"No esperamos que vaya a ser diferente en este ejercicio. Estamos entre los mejores del sistema, no esperamos ningún cambio entre los requerimientos de capital que tenemos y, por tanto, no va a haber ningún problema en la política de remuneración al accionista que hemos mencionado", ha añadido.

SIN PROVISIONES EXTRAORDINARIAS POR COVID

En otro orden de cosas, Álvarez ha explicado que el grupo no ha realizado provisiones extraordinarias por la pandemia debido a la mejora de los escenarios macroeconómicos sobre los que hizo sus estimaciones el pasado año.

En el crédito a particulares, aunque con diferencias entre mercados, de forma general los niveles de desempleo y de precios de la vivienda se han comportado mejor de lo estimado, una circunstancia que, de seguir así, permitirá a la entidad liberar una parte de las provisiones. "Pero vamos a esperar a que esto se confirme", ha apuntado.

En empresas, sin embargo, en el caso de España los sectores no están tan abiertos por su especialización en el turismo, por lo que el banco mantiene "una actitud conservadora, con niveles de provisiones relativamente altos", hasta que haya más visibilidad.

"La especialización relativa en esta crisis cuenta mucho, la de España es un sector servicios muy relacionado con los viajes, el elemento probablemente más castigado en esta crisis. Los países que dependen menos del turismo y más de las manufacturas tendrán un impacto menor, aunque también será menor su recuperación que la que esperamos en España y en Portugal", ha señalado Álvarez.

En geografías como Reino Unido y Estados Unidos sí se han liberado provisiones. En el caso de Reino Unido, la provisión se hizo en un escenario en el que el precio de la vivienda caía significativamente, cuando lo que se ha observado es una subida, mientras que en Estado Unidos los factores determinantes han sido que el precio de los coches de segunda mano ha subido un 25%, lo que supone un aumento del beneficio para su negocio de leasing, y el estímulo fiscal americano, que "ha sido tan intenso que la calidad crediticia ha sido mucho mejor de lo esperado".

SIGUE DESCARTANDO COMPRAS

El consejero delegado de Santander ha vuelto a descartar que el grupo vaya a participar en un nuevo proceso de consolidación en España o en Reino Unido. "No estamos contemplando comprar nada", ha apostillado.

En este sentido, ha recordado que la posición del Santander en España es "fuerte". "Somos una referencia del mercado. No necesitamos adquisiciones en España por razones de escala y, por tanto, no es un escenario que estemos contemplando", ha insistido.

Sobre potenciales oportunidades de compra en Estados Unidos, ha señalado que la entidad analiza compras y ventas, pero sin una actitud compradora. "Si vemos una cosa la miramos, pero no tenemos un 'mood' especialmente comprador, aunque queremos crecer en Estados Unidos de forma orgánica", ha explicado.

Para leer más