Publicado 18/01/2021 18:01CET

UE.- González Laya apuesta por una acción exterior que promueva los derechos de las mujeres y los DDHH además de la economía

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, en la Conferencia de Embajadores
La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, en la Conferencia de Embajadores - MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, ha desgranado este lunes ante los embajadores españoles en todo el mundo los grandes objetivos de acción exterior que se ha marcado el Gobierno de coalición para este 2021, con la defensa de los derechos de las mujeres y de los Derechos Humanos, como prioritarios junto a la recuperación económica y el multilateralismo.

En su intervención ante la Conferencia de Embajadores, la primera desde 2008, González Laya ha resaltado que la acción exterior es "una política de Estado" y ha reconocido que esta se había resentido en los últimos años tras una "etapa demasiado larga" de gobiernos en funciones y presupuestos prorrogados. El 2021, ha subrayado, debe ser el año de "pasar página", gracias entre otras cosas a que el país cuenta con "un Gobierno de coalición estable" y unos nuevos presupuestos.

También debe ser el año, ha añadido, de la recuperación económica para la cual ha pedido la colaboración de todos los diplomáticos y su apoyo a "empresas, comercio e inversión". "La diplomacia económica, que va a ser una de nuestras prioridades, no debe ser solo un lema atractivo sino la piedra angular de nuestra labor", ha recalcado, como también será importante la transición ecológica y la digitalización.

Otra de las grandes prioridades que se ha marcado el Gobierno es la defensa y promoción de los derechos de las mujeres. "La diplomacia feminista como línea de acción de nuestro país, que tiene que ganar en concreción en este año, no es una apuesta ideológica o de partido, es una apuesta de país, a parte de ser una cuestión de principios y valores éticos, en los que todos nosotros creemos", ha subrayado.

Así, ha dejado claro que no será posible progresar si se deja de lado a la mitad de la población y ha prometido que se van a "traducir las ambiciones en política exterior feminista empezando por el Ministerio". "De nada sirve una política exterior feminista si no somos capaces de dar más voz a las mujeres en la toma de decisiones dentro y fuera de España", ha incidido.

DEFENSA DE LOS DDHH

Además de la defensa del multilateralismo, otro de los ejes que vertebrarán la acción exterior será el de la defensa de los Derechos Humanos. En este apartado, la ministra ha apostado por focalizar esfuerzos en "la lucha contra la trata de personas para fines de explotación sexual" y ha propuesto trabajar para "lanzar una iniciativa para la revisión y reforma del Protocolo de Palermo para prevenir, reprimir y suprimir la trata de personas, especialmente mujeres y niñas".

En el apartado de la paz, la seguridad, la mediación y el desarme, ha dejado claro que España seguirá comprometida en la participación de misiones internacionales así como en la lucha contra el crimen organizado y el terrorismo y ha anunciado que el Gobierno se ha ofrecido a albergar una reunión ministerial "en mayo o junio" de la llamada 'Iniciativa de Estocolmo' para prevenir la proliferación nuclear.

Por último, González Laya se ha referido también a la gestión del fenómeno migratorio, una realidad que ha insistido en que "no va a desaparecer porque algunos lo pidan". En este sentido, ha resaltado que "todo ser humano, también los migrantes, tiene una dignidad y derechos inherentes a cualquier persona".

En esta línea, ha defendido que de lo que se trata es de canalizar y ordenar la migración de forma legal y reducir la irregular mediante "acciones con países de origen y tránsito" que promuevan el desarrollo, y apostando por la integración y también el retorno en la medida de lo posible.

El mensaje del Gobierno español en este ámbito, ha subrayado, "es claro: queremos abrir espacios para la migración, que se pueda llegar por la puerta de delante", al tiempo que también se hace llegar un mensaje igual de claro a "quien decida utilizar la puerta de atrás" así como a las mafias y los grupos de tráfico de personas y quienes buscan lucrarse de que "no lo vamos a tolerar y volverán a los países de donde han salido".

"Y lo haremos siempre desde el diálogo y la cooperación con los países de origen y tránsito", ha recalcado González Laya, insistiendo en que "esta es la receta que ha funcionado mejor para la gestión de la migración".

Para leer más