Actualizado 03/04/2007 21:11 CET

Batasuna creará agrupaciones electorales y dice que la decisión sobre ASB coloca en una situación de "gravedad absoluta"

Otegi dice que "es un insulto a la inteligencia pensar que no se puede solucionar el conflicto porque hay una B en una sigla"

SAN SEBASTIAN, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Batasuna, Pernando Barrena, anunció hoy que la izquierda abertzale va a conformar agrupaciones electorales para estar presentes en las próximas elecciones y afirmó que la decisión de la Fiscalía de interponer una demanda contra ASB para impedir que se registre en la lista de partidos políticos "nos coloca en una situación de gravedad absoluta".

En una rueda de prensa, celebrada en San Sebastián, en la que compareció junto a Arnaldo Otegi, Joseba Permach, Marije Fullaondo, Joana Regeiro y Maite Díez de Heredia, Barrena indicó que la decisión de la Fiscalía de iniciar el trámite con la petición de ilegalización de ASB ante la sala del 61 del Tribunal Supremo es "algo inasumible para un demócrata y para alguien que aspire a construir un escenario de paz para este país".

En este sentido, afirmó que la izquierda abertzale no se va a limitar a una "mera denuncia de esta nueva agresión del Gobierno español y el PSOE" y va a responder con una "iniciativa política" que tiene los "mismos parámetros y objetivos de ASB".

Así, recordó que el planteamiento de esta formación "responde a la necesidad de hacer viable el proceso político y de impulsar elecciones democráticas, algo que para la izquierda abertzale son dos caras de una misma moneda".

"ABERTZALE Y SOCIALISTA"

Barrena precisó que, ante la "previsible y probable ilegalidad de ASB" y con el objetivo de impulsar "la igualdad y unas elecciones democráticas", va a conformar agrupaciones electorales que tendrán como denominador común su posición "abertzale y en favor de un proyecto socialista" porque, a su juicio, "para que el proceso de resolución sea políticamente viable, es condición indispensable igualdad para todos los interlocutores políticos".

Por ello, hizo un llamamiento a la ciudadanía vasca porque, a partir de mañana, habilitará los mecanismos necesarios en los ayuntamientos y en algunas notarías del País Vasco y Navarra para la recogida de firmas que permitan constituir las agrupaciones de electorales.

Barrena insistió en que la izquierda abertzale hace "una apuesta decidida por las soluciones por encima de las dificultades" y plantea iniciativas para "hacer que el proceso de resolución sea viable a la mayor brevedad posible". "Es nuestra voluntad hacer todo lo que esté en nuestra mano para impulsar el proceso político y un escenario de paz", agregó.

Para el dirigente abertzale, a través de la ilegalización "pretenden crear una situación de asfixia política para la izquierda abertzale con el objetivo de conseguir posiciones políticas ventajosas de cara a un sucedáneo de proceso sin contenidos políticos" pero advirtió de que "no lo van a conseguir".

DEBATE

Por su parte, Arnaldo Otegi consideró que la coyuntura política actual "sigue marcada por que sigue encima de la mesa la posibilidad de alcanzar un acuerdo político para superar el conflicto y todas sus consecuencias" y no por "debates jurídicos, ni por actuaciones de la Fiscalía, ni por las siglas de un partido político".

En su opinión, frente a esa oportunidad está la posición de la "izquierda independentista, que está dando pasos desde Anoeta hasta la inscripción de una nueva sigla cumpliendo la ley de partidos", y por otro lado están "los que conforman el bloque del no, que ponen siempre condiciones y no proponen nada, y no dicen que proceso quieren".

En ese sentido, consideró que "quienes hacen eso le tienen que tener mucho temor a la solución democrática y a la paz, o no tienen proyecto o tienen uno absolutamente débil, o tienen intereses miserables, o le tienen miedo a lo que los vascos decidamos".

Otegi insistió en que, pese a la actitud que ha adoptado la Fiscalía y la Abogacía del Estado, "no estamos en un debate jurídico". "Es un insulto a la inteligencia pensar que ahora en este país no se puede solucionar el conflicto porque hay una B en una sigla o porque la dirección de un partido se llama mesa", remarcó.

"¿Alguien piensa que se puede construir un proceso de diálogo y negociación política en el que, yo primero, lo único que exijo es que el que va a debatir conmigo cambie de posiciones? Es como si nosotros pretendiéramos hacer independentista al PSOE", aseguró.

Por ello, reiteró que "tiene que haber condiciones de igualdad" al tiempo que señaló que "el que sinceramente quiere un proceso democrático lo que tiene que aceptar es al resto de interlocutores tal y como son, porque esa es la garantía de que se pueda alcanzar un acuerdo de verdad que solucione el conflicto".