Publicado 27/01/2015 18:16CET

Concluye con éxito la maniobra de ubicación del viaducto de Artigas dentro de las obras de la variante de Bermeo

Viaducto de Artigas
DIPUTACIÓN DE BIZKAIA

La nueva variante estará lista en primavera y retirará 2.000 vehículos diarios del centro urbano del municipio, gran parte de ellos pesados

BILBAO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La maniobra de ubicación del Viaducto de Artigas, una de las estructuras que forman parte de la futura variante de Bermeo, ha concluido esta tarde con el giro final de la plataforma sobre uno de sus pilotes.

Según ha informado la Diputación foral de Bizkaia, el nuevo viaducto tiene una longitud de 155 metros y es el más largo de los tres que forman parte de la variante.

Para efectuar esta compleja maniobra, ha sido necesaria la participación de una grúa de gran tonelaje, que ha elevado la estructura desde sus sujeciones provisionales hasta el punto de anclaje definitivo.

Toda la variante de Bermeo transcurre por una zona con gran complejidad orográfica, lo que hace necesario intercalar estructuras independientes para salvar los desniveles de San Andrés, Artigas y Perretxina.

Además, la obra se completa con el túnel de Gainzabala (710 metros) y los falsos túneles de Mikel Deuna (58 metros) y Txarakane (155 metros).

Esta nueva infraestructura viaria de tres kilómetros de longitud circunvala el núcleo urbano por el sureste, desde el polígono de Landabaso a las proximidades del puerto.

Permite unir el tráfico entre la BI-631 de Bermeo a Mungia y la BI-2235 de Bermeo a Gernika, evitando de esta forma el paso de 2.000 vehículos por el centro de la localidad costera, buena parte de ellos pesados.

La obra se completa con un paseo peatonal de 1,7 kilómetros entre Mundaka y Bermeo que discurre junto al actual trazado de la BI-2235. Con una inversión foral de más de 53 millones de euros, la variante de Bermeo entrará en servicio esta primavera.