Publicado 04/05/2021 13:38CET

Confebask cree que se podrían evitar "algunos" despidos en empresas vascas con medidas de "imprescindible flexibilidad"

Archivo - Eduardo Zubiaurre, presidente de Confebask
Archivo - Eduardo Zubiaurre, presidente de Confebask - EUROPA PRESS - Archivo

BILBAO, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Confebask, Eduardo Zubiaurre, ha augurado que se podrá mantener la previsión de que la economía vasca recupere los niveles prepandemia a finales de 2022 y ha considerado que "algunos" despidos en empresas vascas se podrían haber evitado si se hubiesen acordado medidas de "imprescindible flexibilidad" con "soluciones lo menos traumáticas posible".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, ha explicado que la patronal vasca mantiene la estimación de que Euskadi pueda volver a los niveles anteriores a la pandemia en 2022 y, en este sentido, ha destacado que hay "un consenso" en agentes económicos e instituciones de que, a medida que se va resolviendo la cuestión sanitaria "muy afectada por el ritmo de vacunación", la reactivación económica "es muy fuerte".

De este modo, ha recordado que ya el año pasado en el tercer trimestre "la recuperación fue fortísima", pero se "frenó" por las nuevas olas. Por tanto, ha añadido, la "clave" es resolver la crisis sanitaria para que luego "la recuperación se pueda dar".

En este marco, prevé que en la segunda parte de este año "va a haber una recuperación económica fuerte", de manera que 2021 tendrá "un crecimiento importante" si no hay "sorpresas" y, si se continúa en la misma línea, "más o menos a finales del año que viene será cuando recuperemos el nivel de actividad, de empleo y de riqueza" de comienzos de 2020.

Según ha explicado, se espera que, por sus características, Euskadi "previsiblemente" se recupere antes que la economía española, "muy afectada" por las actividades ligadas a la movilidad, si bien ha recordado que una tercera parte de la demanda de las empresas vascas depende del mercado español y "eso va a tener incidencia también".

Respecto a los despidos que están anunciando o han efectuado ya diversas empresas industriales en Euskadi, ha considerado que "algunos es obvio que sí" se podrían evitar. Según ha indicado, "hay empresas que están saliendo mucho en los medios de comunicación en las que las primeras medidas que propusieron fueron ajustes no traumáticos, que había que hacerlos porque había que adaptarse a una situación de crisis" que iba a ser "mantenida en el tiempo".

A su entender, "si hay dificultades para tener esa imprescindible flexibilidad interna, si no se acepta la realidad, si todo son dificultades para un ajuste más o menos amable, no traumático, pero ajuste a fin de cuentas porque supone un sacrificio para todos, es lógico que al final las situaciones se dificulten, se agraven y deriven en situaciones o decisiones traumáticas".

Según ha advertido, ante situaciones "de dificultad", hay que "poner todos lo mejor de nuestra parte para que las soluciones que haya que adoptar sean las menos traumáticas posible".

Zubiaurre ha eludido nombrar a qué empresas se refiere, si bien ha aludido a una en la que hay este martes convocada "una concentración" (los trabajadores de Tubacex tienen convocada una protesta en Derio contra los ajustes). Según ha indicado, "ha habido una propuesta de un ajuste salarial, que es razonable y ha sido general en todas las empresas del grupo, y el único lugar del mundo donde no ha podido hacer esos ajustes aceptados en todos los lugares ha sido en las empresas que tiene en este país".

Esa situación, ha advertido, "no habla muy bien de nuestra capacidad de adaptarnos, de asumir la realidad y entre todos salir de la mejor forma posible de situaciones difíciles".

Contador