Gobierno Vasco dice que exhumar combatientes de la Guerra Civil es fundamental porque no hay "concordia sin memoria"

Publicado 08/06/2019 14:20:05CET
GOBIERNO VASCO

Erkoreka afirma que "una sociedad no puede mirar al futuro con el suelo lleno de cadáveres fruto de la violencia"

BILBAO, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, ha defendido que la exhumación de fosas de la Guerra Civil no suponen, en ningún caso, "un capricho momentáneo" del Gobierno Vasco, sino un compromiso de "justicia" para construir la convivencia, al no poder haber "concordia sin memoria".

Erkoreka, junto a la directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gogora, Aintzane Ezenarro, han asistido a la exhumación de los restos mortales de un combatiente de la Guerra Civil en Gamiz-Fika, en Bizkaia. También ha estado presente el alcalde en funciones del municipio, Asier Larrabe.

La exhumación, realizada por un equipo de la 'Sociedad de Ciencias Aranzadi' dirigido por Paco Etxebarria, ha recuperado varios fragmentos óseos que, según las investigaciones preliminares, pertenecen a un combatiente caído durante los combates que se libraron los días previos a la entrada franquista de Bilbao, el 19 de junio de 1937.

El hallazgo de la fosa tuvo lugar en noviembre de 2017, gracias al testimonio de Lander Mella, un vecino de Gamiz-Fika, que señaló la existencia de un posible enterramiento en una zona cercana al barrio de Elortatxu, cerca de la línea defensiva de Bilbao. Según sus indicaciones, en esta fosa fue enterrado un combatiente en 1937.

PLAN DE FOSAS 2020

El Gobierno Vasco lleva trabajando desde 2003 en la búsqueda e identificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil. A través de un convenio de colaboración con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, este proyecto atiende a todas las solicitudes de particulares, colectivos o instituciones que proporcionan información sobre la existencia y localización de fosas en Euskadi.

Gracias a este trabajo, el Gobierno Vasco y Aranzadi han exhumado 44 fosas y se han recuperado los restos mortales de 106 personas, de los cuales 57 están depositados en el Columbario de la Dignidad de Elgoibar, mientras que once pertenecen a personas identificadas. Además, 44 reposan en los cementerios de los ayuntamientos en los que se han localizado las fosas, y el resto descansa en otros lugares elegidos por sus familias.

EL COMPROMISO DEL GOBIERNO VASCO

En declaraciones a los medios de comunicación, Erkoreka ha señalado que las exhumaciones no suponen en ningún caso "un capricho momentáneo" del Gobierno Vasco "o una estrella fugaz", sino a un "compromiso" del Ejecutivo.

"Se pueden dar muchas razones, una fundamental es que es de justicia rescatar y recuperar la verdad que durante mucho tiempo han ocultado y pretendido que no la conociéramos. Ha habido una campaña para no hacer memoria y no conocer lo ocurrido en la Guerra Civil. Es fundamental, a través de la verdad, hacer justicia, reconocimiento y homenaje a quienes sufrieron por la defensa de los valores de la democracia de la libertad y de defensa del autogobierno durante la Guerra Civil", ha incidido.

Asimismo, ha considerado necesario desarrollar estas "actuaciones de memoria y reconocimiento" porque "es imposible construir la convivencia futura de respeto y convivencia democrática sobre los suelos llenos de cadáveres fruto de la violencia".

"Estos meses se ha difundido en el debate político que la memoria debe ser arrinconada y, en su lugar, implantarse la concordia. ¿Pero es posible la concordia sin memoria?, ¿puede ser posible la concordia sin una memoria democrática que haga lo que hacemos?", ha cuestionado.

Por todo ello, ha defendido que el dilema es "falso", de tal forma que "no hay que elegir entre memoria y concordia". "Quiero recordar las palabras del Papa Francisco que advertía hace poco sobre si 'era posible que una sociedad sonría al futuro con el subsuelo lleno de cadáveres fruto de la violencia'". "Esto es lo que algunos postulan aquí, pero nadie concibe que pueda ser real. Una sociedad no puede mirar al futuro con el suelo lleno de cadáveres fruto de la violencia", ha concluido.

Para leer más