Greenpeace impugna la autorización ambiental integrada otorgada a la térmica de Pasaia porque "es ilegal"

Actualizado 07/07/2008 20:21:15 CET

SAN SEBASTIAN, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologista Greenpeace anunció hoy que ha impugnado la resolución del viceconsejero de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Iñaki Ezkurra, que otorga la autorización ambiental integrada a la central térmica de Pasaia, ya que, a su juicio, es "manifiestamente ilegal por haberse omitido trámites esenciales" en el procedimiento, lo que debe llevar a declarar "la nulidad del proceso".

En un comunicado, la responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace, Aida Vila, explicó que el procedimiento utilizado para conceder la citada autorización "no es el que marca la Ley para las actividades que están funcionando de forma ilegal", y ha permitido a la consejería de Medio Ambiente del Gobierno vasco "omitir trámites esenciales, desde el punto de vista ambiental, como la Evaluación de Impacto Ambiental".

En cuanto al recurso de alzada presentado por Greenpeace a la consejería, señaló que fundamenta su petición de nulidad de la resolución en "la vulneración del procedimiento legalmente establecido" que ha permitido "omitir trámites tan esenciales como el de Evaluación de Impacto Ambiental" y en la "falta de notificación" a la organización, "como parte interesada", de la resolución.

También en la "omisión" del carácter vinculante de los informes urbanísticos municipales en los que el Ayuntamiento de Pasaia pone de manifiesto "la incompatibilidad de la actividad de producción de energía eléctrica con el planeamiento urbanístico" y en la "vulneración" del régimen de distancias a núcleos urbanos y a espacios naturales protegidos establecido para este tipo de actividades.

Asimismo, el recurso se basa en la "falta de congruencia" entre "la resolución impugnada y la voluntad manifestada" tanto por la Administración autonómica como por las Juntas de Guipúzcoa respecto del cierre de la central. Finalmente, Vila denunció que la consejería vasca de Medio Ambiente "ha impuesto" a Greenpeace "serias trabas para acceder al expediente de forma efectiva".