Actualizado 12/06/2007 16:11 CET

José María Bravo abandona la prisión de Martutene tras pagar la fianza de 400.000 euros

SAN SEBASTIAN, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ex responsable de la oficina de Hacienda de Irun, José María Bravo, abandonó hoy, a las dos de la tarde, la prisión de Martutene -en la que permanecía en régimen de prisión provisional desde el pasado 18 de mayo- tras haber pagado los 400.000 euros de fianza impuestos por la jueza Almudena Ovejero, que instruye el caso de las supuestas malversaciones en la sucursal tributaria.

Según informaron a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias, el imputado salió de la cárcel después de que el director de la prisión recibiera el auto judicial por el que se confirmaba el pago de la fianza, que, al parecer han recaudado la familia y el círculo de amistades de Bravo.

José María Bravo salió acompañado de su procurador y una persona, que llegó en moto, recogió a la puerta del centro penitenciario al imputado para llevarle a su domicilio.

El ex responsable de la oficina tributaria está acusado, junto a su mujer y otras dos personas, de malversación de caudales públicos, estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales.