Lurraldebus comenzará a sustituir este año sus vehículos diésel y prevé que en 2030 el 68% de la flota sea híbrida

José Ignacio Asensio y Marisol Garmendia
DFG
Publicado 17/09/2018 13:13:01CET

El objetivo de reducir las emisiones GEI's de las que el transporte es es responsable del 30,9%

SAN SEBASTIÁN, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El departamento foral de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación de Gipuzkoa comenzará este año la renovación de la flota de Lurraldebus con la sustitución de dos vehículos diésel por autobuses híbridos. Este cambio se llevará a cabo de forma progresiva en todas las líneas de la compañía, salvo en las de largo recorrido, con el objetivo de que en 2030 el 68% de la flota sea híbrida.

En este momento, de los 245 autobuses que operan en Lurraldebus, hay ocho híbridos en Lurraldebus, que serán 10 antes de que acabe el 2018, lo que supone aproximadamente el 5% de la flota. El próximo año se subirá hasta 22 autobuses híbridos y en 2020 se prevé que 20% de la flota esté formada por este tipo de vehículos.

La diputada de Movilidad, Marisol Garmendia, y el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, han dado a conocer estos datos en una rueda de prensa en San Sebastián, en la han presentado un estudio de eficiencia energética llevado a cabo en Lurraldebus con el objetivo de reducir las emisiones GEI's, que se enmarca en la estratégia Klima 2050.

Tal y como ha señalado Garmendia, "el transporte es la segunda fuente de emisiones de GEI's en Gipuzkoa, que supone el 30,9% de estas emisiones". Por ello, ha reiterado la apuesta de su departamento por el fomento del uso del transporte público como medio de desplazamiento cotidiano, y ha destacado la importancia de llevar a cabo la renovación de Lurraldebus con vehículos híbridos.

Según ha explicado, esta renovación se irá realizando en todas las líneas de Lurraldebus donde puedan funcionar este tipo de vehículos de forna paulatina. En ese sentido, ha apuntado que, por ejemplo, en la nueva concesión de Buruntzaldea en los pliegos se especifica que todos los vehículos nuevos (12 en este caso) deberán ser híbrido. En el caso de las otras concesiones el reemplazo se irá realizando a través de las renovaciones de los convenios.

ESTUDIO

Por su parte, Asensio ha explicado que el estudio propone diferentes acciones para encaminar el transporte público guipuzcoano hacia una movilidad sin emisiones, entre ellas, la elaboración de un plan integral de movilidad en Gipuzkoa bajo en GEI o incluir criterios de sostenibilidad energética de carácter excluyente a la hora de realizar nuevas concesiones de transporte público.

En este sentido, ha detallado que el estudio se ha realizado en dos líneas de autobús que unen la capital con dos municipios cercanos (Línea A1: Donostia - Martutene - Astigarraga - Hernani; y Línea A2 Donostia - Astigarraga - Hernani), en dos autobuses híbrido Volvo 7900 y en dos Diésel Man, los dos con nivel de emisiones euro V.

Se han colocado cuatro dispositivos de toma de datos de consumos y emisiones durante seis meses, con medición en continua y volcado a plataforma online. Este módulo Eco-Drive Can ha proporcionado datos objetivos de la conducción desarrollada por cada conductor y la productividad de los vehículos. El objetivo de este estudio ha sido analizar, medir y comparar las emisiones reales de los autobuses Híbridos y Diésel, particularizado a la situación y el contexto de Gipuzkoa.

El estudio ha reflejado que un autobús híbrido ha ahorrado 12.414 euros de gasoil en 2017, con un porcentaje de ahorro del 24% respecto al autobús diésel. Además, un autobús híbrido ha emitido 27 toneladas menos de CO2 a la atmósfera en el mismo periodo.

En cuanto a los costes, el autobús híbrido supone una inversión inicial mayor (79.100 euros) pero considerando los ahorros de combustible (12.414 euros) la inversión se recupera en cinco años y medio. Por cada autobús híbrido, frente a uno diésel, anualmente se ahorran 11.919 litros de gasoil y se evita la emisión de 27 toneladas de CO2 a la atmósfera.

En conclusión, un autobús hibrido ahorra 24% de gasoil y emite 27 toneladas menos de CO2. La flota actual de Lurraldebus es de 245 autobuses, ocho híbridos y 237 diésel. Anualmente se ahorran gracias a los ocho autobuses híbridos ya existentes, 95.352 litros de gasoil y emite 216 toneladas menos de CO2.

Con toda la flota de autobuses híbridos, existiría un ahorro en consumo combustible de 2.920.155 litros, una reducción de 6.615 toneladas de CO2 y una reducción de 0,52% las emisiones del territorio a la atmosfera, lo que equivale a la plantación de 13.230 árboles.

"Para alcanzar la reducción de emisiones per cápita 5,4 tCO2 el año 2030, debemos recortar un 1,5% de las emisiones anualmente. Por lo que el cambio de la flota de Lurraldebus a híbrido en su totalidad permite asegurar el cumplimiento del 35% de ese objetivo", ha concluido.