Otegi dice a Sánchez que no tendrá "apoyo gratis" a los PGE por decir que, si no está él, "vienen otros peores"

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi
H.Bilbao - Europa Press
Actualizado 15/01/2019 14:34:46 CET

Cree que "el debate va más allá de lo presupuestario" por la "involución antidemocrática" del "bloque reaccionario Vox-PP-Cs"

BILBAO, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha advertido al Gobierno de Pedro Sánchez de que "no va a funcionar el esquema" de pretender que se le "apoyen gratis" los Presupuestos porque, si no, "vienen otros peores". Asimismo, ha afirmado que "no se trata de dejar caer o no a Sánchez" porque, aunque no prosperen las cuentas, "puede seguir gobernando".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el dirigente de EH Bildu ha remarcado que "el debate va más allá de lo presupuestario" porque en el Estado se está produciendo "una clara involución antidemocrática", que "no es la que lidera Vox, sino la que lidera un bloque reaccionario de Vox-PP-Ciudadanos". Estas tres formaciones, según ha denunciado, "comparten buena parte de un programa de involución antidemocrática en el Estado".

Otegi ha recordado que EH Bildu "participó del desalojo" de Mariano Rajoy del Gobierno central, pero ha insistido en que no hay "un cheque en blanco" para el nuevo Ejecutivo. En este sentido, ha apuntado que, si el Gobierno quiere aprobar las cuentas de 2019, "lo primero" que tiene que hacer es "hablar con la gente que quiere que le apruebe los presupuestos".

En el caso de EH Bildu, ha explicado, "la agenda que va a poner sobre la mesa para hablar" incluye "políticas sociales, la plurinacionalidad del Estado, la autodeterminación, los presos y la libertad de los presos políticos". No obstante, ha matizado que estos son los temas sobre los que su formación quiere "hablar", pero sabe que no se va a "acordar un programa con todos estos puntos de inmediato para aprobar unos presupuestos".

El coordinador de EH Bildu ha dicho mantener "dudas razonables" de que Sánchez "quiera aprobar unos presupuestos con los independentistas vascos y catalanes" y ha advertido de que, en todo caso, "si alguien piensa que va a funcionar 'gratis et amore' el esquema de 'si no estoy yo vienen otros que son peores y me vas a apoyar gratis', esto no va a funcionar". "Lo decimos nosotros, lo dicen los catalanes y lo dice el PNV", ha insistido.

En esta línea, ha apuntado que "nadie dice que prefiera a la extrema derecha en el Gobierno que al PSOE", pero "conviene más que haya gobiernos socialistas en La Moncloa si realmente son socialistas y hacen políticas socialistas y son capaces de entender que tienen que plantear un modelo alternativo al que plantea la derecha".

Para Otegi, en el debate sobre la aprobación de los presupuestos, "no se trata de dejar caer o no" a Sánchez porque, aunque no se aprueben las cuentas, "puede seguir gobernando mediante vía de real decreto". "No creo que estemos ahora mismo en esa tesitura", ha opinado.

Por otro lado, ha rechazado que los partidos catalanes tengan que apoyar los presupuestos porque aumenta la inversión en Cataluña. "A los catalanes también hay que explicarles que hay que sostener las cuentas de un partido mientras están en un juicio los dirigentes independentistas que hicieron el referéndum, mientras se les pide 25 años de prisión, no se aborda el tema territorial, de la plurinacionalidad....", ha señalado.

Asimismo, ha apuntado que también "los catalanes pueden decir que, si no participaran en el Estado español, la balanza fiscal sería muy favorable para los catalanes y la república catalana podría hacer todas esas inversiones con más dinero y, por tanto, edificar una sociedad mejor".

INVESTIDURA EN ANDALUCÍA

El dirigente de EH Bildu ha aludido también a la situación en Andalucía, donde este martes comienza el debate de investidura, y ha destacado que "la izquierda se divide por ideas y la derecha se une por intereses", de manera que, "cuando las derechas suman, pactan".

Por ello, ha lamentado que se está asistiendo a lo que "ellos llaman la reconquista" y Arnaldo Otegi define como "el inicio de la contrarreforma", a la que "pone voz y programa político" el presidente del PP, Pablo Casado.

Según ha advertido, este programa consiste en "menos derechos para los inmigrantes, menos derechos para las mujeres, ningún tipo de resolución democrática al problema nacional, negación absoluta del derecho a decidir, recentralización..."

"Lo hacen no porque están en una posición de fortaleza como Estado, lo hacen porque saben que ese estado está en una crisis estructural importante. La primera reacción es la del autoritarismo, la del conservadurismo", ha considerado.

De este modo, ha lamentado que "del Ebro para abajo hay quienes nos quieren llevar al siglo XVII y del Ebro para arriba estamos necesitados de conectarnos con el siglo XXI", lo que "va a exigir que tengamos que hacer un camino hacia la soberanía".