Pastor advierte a Ibarretxe de que en Loiola no se concretó ningún acuerdo y que es "desleal" su uso político

Actualizado 10/05/2008 19:37:07 CET

Pastor advierte a Ibarretxe de que en Loiola no se concretó ningún acuerdo y que es "desleal" su uso político

Foto de la Noticia
Foto: ep + Ampliar

 

 

   BILBAO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, advirtió hoy al lehendakari, Juan José Ibarretxe, de que el uso "en la lucha política" de las conversaciones mantenidas en el marco del proceso de paz en el Santuario de Loiola supone una "absoluta deslealtad" y que, en estos encuentros, no se concretó ningún acuerdo. Además, señaló que al lehendakari "se le acaba el tiempo y quiere pedir prórroga" inventándose "fantasmas y enemigos y presentándose como víctima".

   En una entrevista en Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Pastor se refirió de esta forma a la propuesta que Ibarretxe trasladará al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, en la reunión que ambos mantendrán el 20 de mayo. El lehendakari presentará al presidente estatal un documento con las cinco bases políticas que, según él, el PSE-EE "se comprometió a suscribir" en las conversaciones de Loiola en octubre de 2006.

   Para Pastor, esta propuesta de Ibarretxe es "la muestra de esa escenificación en la que es maestro" el lehendakari, que busca "administrar tiempos y crear escenarios para el futuro".

   El portavoz socialista explicó que Ibarretxe ha realizado este nuevo ofrecimiento ante su "incapacidad manifiesta de gobernar y solucionar problemas del país", lo que le lleva a "enredar", es decir, "buscarse un escenario de enfrentamiento en el que vivió muy cómodo" en las autonómicas del año en 2001, "cuando él era la víctima frente a los malos, frente al coco de Madrid".

   "Ibarretxe quiere volver a ser la víctima frente al coco de Madrid. El problema para el señor Ibarretxe es que, primero, no hay coco en Madrid, no es un coco precisamente el señor Zapatero ni lo es el Partido Socialista, y, además, la situación política de Ibarretxe y del tripartito no es para tirar cohetes", añadió.

   Pastor también le criticó por quererse "arrogar la representatividad de la totalidad del pueblo vasco" frente a Rodríguez Zapatero, "un presidente del Gobierno recién elegido, por cierto, con muchos más votos vascos que el partido del señor Ibarretxe y de todo el tripartito juntos".

   En todo caso, precisó, Ibarretxe no tiene la legitimidad para presentar propuestas que "responden, legítimamente por supuesto, a una parte de la ciudadanía vasca pero, desde luego, no al pueblo vasco".

   Además, advirtió de que se vuelve sobre la conversaciones de Loiola para "tratar de meter en una contradicción" a los socialistas, quienes no van a entrar en ese "terreno embarrado".

   "Una de las intenciones de la propuesta de Ibarretxe es puentear a la sociedad vasca, entre ellos al Partido Socialista, saltar directamente a Madrid, despreciando absolutamente la representación de los partidos vascos en Euskadi... ellos que van de nacionalistas y de defensores del pueblo vasco, y plantear un tú a tú con el Gobierno de España que no están legitimados en ningún caso", agregó.

   Según Pastor, Ibarretxe tiene un "problema" porque la opinión pública hace ya "mucho tiempo que se está dando cuenta de que se le ponen espejismos delante de la cara para no resolver los problemas que tiene". En este sentido, destacó que "el tiempo se le acaba" al actual lehendakari aunque "quiera pedir usted prórroga" inventándose "fantasmas y enemigos" y presentándose como "víctima".