Actualizado 08/12/2009 11:27 CET

Pastor advierte a PNV de que los próximos comicios pueden devolverle "a sus orígenes, la Euskadi rural de donde salió"

Cree que tendrán "una doble lectura" porque supondrán "una cierta reválida de la experiencia del cambio iniciado por el Gobierno"

BILBAO, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de los socialistas vizcaínos y portavoz del PSE, José Antonio Pastor, advirtió hoy al PNV de que los próximos comicios municipales y forales pueden devolverle "a sus orígenes, a la Euskadi rural de donde salió". Además, consideró que la próxima cita electoral tendrá "una doble lectura" porque supondrá "una cierta reválida de la experiencia del cambio iniciado por el Gobierno".

En una entrevista a Europa Press, Pastor aseguró que el PNV ha iniciado ya la campaña electoral "porque está muy preocupado por los comicios municipales", cuyos resultados pueden ponerle en riesgo de "convertirse en un partido absolutamente rural, que pierde absolutamente todos los centros urbanos y alguna de las Diputaciones forales". "Eso le tiene que dar un miedo horroroso, por eso, mejor es que empiecen cuanto antes", agregó.

A su juicio, unos resultados de este tipo serían "la culminación del cambio político en Euskadi" que "necesita todavía unos cuantos años, porque esto tiene que asentarse poco a poco, con suavidad, sin romper los cristales y tratando de convencer a la gente de que no se ha venido a machacar este país sino a aprovechar lo bueno que había y a cambiar lo que no funcionaba adecuadamente".

"Es evidente que si el PNV perdiese Bilbao o alguna de las tres Diputaciones, el varapalo sería muy importante. Ya en esta ocasión, excepción hecha del Ayuntamiento de Bilbao y el de Getxo, todos los municipios que tiene en su mano el PNV son de carácter rural: pequeños y medianos Ayuntamientos", explicó.

Para Pastor, son los grandes núcleos urbanos "los que marcan la estrategia de futuro en la sociología electoral", por lo que, a su juicio, la trayectoria de la formación jeltzale y sus expectativas de voto podría devolverle "a sus orígenes, a la Euskadi rural de donde salió".

El dirigente del PSE no quiso aventurar la postura de su partidos sobre posibles pactos electorales hasta no conocerse los resultados, "porque hay que jugar con los criterios de estabilidad institucional y saber si los números avalan o no determinadas posiciones, y cuál es el mapa electoral que se determina".

Sin embargo, dijo no descartar los acuerdos con el PP, como tampoco "un escenario de pactos municipales múltiples con otros partidos políticos". "Hay más partidos en el mundo que el PNV y el PP", puntualizó.

El portavoz socialista afirmó que, en todo caso, no ha ocurrido "ningún desastre" porque el PSE haya pactado con el PP en el Gobierno autonómico. "No se ha roto Artxanda en dos porque haya un lehendakari socialista apoyado por el PP, ni he visto a nadie histérico por las calles, angustiado, porque ya no se encuentre con Ibarretxe en la televisión cuando la enciende por la mañana", ironizó.

"VASCOS, COMO TODOS"

En su opinión, la ciudadanía ha asumido el cambio con "una normalidad probablemente mucho mayor que la de ciertos partidos políticos", porque los votante y electos del PP "no son elementos ajenos a esta tierra", sino "ciudadanos vascos, como todos". "Son parte del paisaje político de este país, representantes genuinos de lo vasco y tan legítimos son los votos del PP como los de PNV como los del PSE", manifestó.

Respecto a las candidaturas de los socialistas vascos a las elecciones municipales y forales, indicó que su formación no ha iniciado todavía ese proceso, aunque una posibilidad podría ser la de que los responsables territoriales encabezaran las listas de Bizkaia, Alava y Gipuzkoa, "sin descartarse ninguna otra".

No obstante, serán listas que, en opinión de Pastor, "van a constituir el primer test político serio y de la apuesta de cambio que se ha hecho en Euskadi". "Es verdad que va a tener una doble lectura: la propia de los comicios, y lo que supone de cierta reválida de la experiencia de cambio que ha iniciado este Gobierno", apuntó.

Además, el máximo dirigente del PSE de Bizkaia se mostró convencido de que la tendencia de los votantes apunta a "una evolución positiva del voto socialista y una evolución decreciente del voto nacionalista".

POLO SOBERANISTA

Por otra parte, Pastor puso en duda la posibilidad de que se pueda materializar el 'bloque soberanista' que propugna la izquierda abertzale. "Usted me dirá con quién. Si con el PNV dicen que no quieren contar y a Aralar le miran con un cierto recelo, quedan ellos mismos y algún despistado de EA. Es decir, es un polo soberanista bastante pequeño que queda más en los deseos que en la realidad. Yo creo que tiene más recorrido propagandístico que de visos de realidad", señaló.

El portavoz del PSE pidió, "al margen de especulaciones", que "ese mundo" de la izquierda abertzale "se clarifique" y pronosticó que, cuando Euskadi "se empiece a normalizar", se producirán "dos opciones políticas en el nacionalismo, conservadora y progresista, y otras dos en el ámbito no nacionalista, conservadora y progresista". "Ése será el mapa que concluya cuando se normalice este país", concluyó.