Publicado 22/01/2021 13:43CET

PP+Cs pide a Sagardui que aclare si la vacunación de altos cargos de Osakidetza contaba con su consentimiento

Laura Garrido, PP
Laura Garrido, PP - EUROPA PRESS - Archivo

Cree que no puede seguir siendo la máxima responsable en la Sanidad vasca si estas vacunaciones contaban con su "visto bueno"

VITORIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El grupo PP+Cs ha reclamado a la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, y a la directora de Osakidetza, Rosa Pérez Esquerdo, que aclaren este viernes si las vacunaciones de los directores de los hospitales Basurto y Santa Marina, se pusieron con su "consentimiento y visto bueno". "Si la consejera ha dado el visto bueno estas actuaciones, no puede seguir siendo la máxima responsable en la Sanidad vasca", ha defendido.

Los gerentes de Basurto y Santa Marina, Eduardo Maiz y José Luis Sabas, respectivamente, exconcejales del PNV de la capital vizcaína, dejaron este pasado miércoles sus responsabilidades después de que se vacunaran contra el coronavirus incumpliendo los criterios establecidos por Osakidetza.

En una rueda de prensa celebrada en el Parlamento Vasco junto al portavoz del grupo, Carmelo Barrio, la parlamentaria de la coalición Laura Garrido ha calificado de "inadmisibles y graves" estas vacunaciones y ha destacado que los dos directores están "vinculados al PNV".

"Han abusado de su situación como personal directivo de Osakidetza para vacunarse cuando no les correspondía, saltándose todos los criterios establecidos por la propia Osakidetza y todos los protocolos", ha destacado.

Asimismo, ha hecho referencia a las informaciones publicadas en los medios de comunicación y a la información que el grupo parlamentario está "recopilando", para señalar que tienen la "sospecha" de que "no son hechos aislados" y cree que se han podido vacunar "más personas, altos cargos y directivos, de Osakidetza y de los hospitales vascos".

En ese sentido, ha recordado que este pasado jueves presentó una
solicitud de información documentada "de los de posibles directivos, altos cargos y personal sanitario, no de primera línea, que hayan podido vacunarse" y otra con la solicitud de comparecencia de la consejera de Salud para que ofrezca explicaciones "exhaustivas" sobre la investigación abierta con estas vacunaciones.

Asimismo, ha hecho referencia a una entrevista publicada este viernes del exdirector del hospital Santa Marina Jose Luis Sabas en un medio de comunicación vasco escrito, en la que afirma que Osakidetza tenía conocimiento de su vacunación frente al covid-19.

"Hoy hemos conocido que, parece ser, que la vacunación de algunas de estas personas ha podido realizarse con el consentimiento y el visto bueno, tanto de la consejera de Salud, como de la directora de Osakidetza", ha explicado.

Garrido ha reclamado a Sagardui que "hoy mismo" aclare si la vacunación de Sabas y la de otras personas del Hospital Santa Marina se realizó "con el consentimiento, con el visto bueno, de la consejera de Salud y de la directora de Osakidetza".

ASUMIR LAS RESPONSABILIDADES

Además, ha afirmado que si se confirma, "se deberían asumir las responsabilidades que correspondan". "Si la consejera ha dado el visto bueno estas actuaciones, no puede seguir siendo la máxima responsable en la Sanidad vasca. Creemos que es una cuestión de decencia", ha defendido.

Garrido cree que "el primer problema de la pandemia está en el propio Departamento de Salud y en Osakidetza" y ha reclamado al lehendakari que tome "cartas en el asunto de forma inmediata", para que se aclare "todo lo que rodea a esta polémica".

"Euskadi está a la cola de las cifras de vacunación porque así lo han decidido en los propios responsables del Gobierno Vasco, con el lehendakari a la cabeza, y mientras estamos viendo que altos directivos de Osakidetza se están vacunando cuando el orden estaba muy claro; personas que ocupan altos cargos y posiciones de dirección se están vacunando por la puerta de atrás", ha reiterado.

La parlamentaria de PP+Cs se ha preguntado qué está pasando en Osakidetza, ya que "de ser un claro referente y orgullo para la sociedad vasca, está pansando a ser una institución desacreditada por la actuación de los responsables sanitarios".

Garrido también ha defendido la necesidad de "reforzar" el presupuesto dirigido a la Sanidad vasca, aumentando las partidas para la contratación de personal sanitario, refuerzo de la atención primaria y en investigación.

Para el PP+Cs, el presupuesto del Gobierno "no es realista, ni está dirigido a atender las necesidades que presenta la sociedad vasca en el ámbito económico, sanitario y social" y ha explicado que las enmiendas presentadas por su formación a las Cuentas 2021 están dirigidas a "reforzar las políticas y deficiencias" de los presupuestos vascos.

Según ha detallado, su grupo propone incrementar el presupuesto de Salud en casi 106 millones de euros; 75 millones en el departamento de Trabajo y Empleo; 33 millones más para Igualdad, Justicia y Políticas Sociales 33 millones; y 77 millones en Turismo, Comercio y Consumo.

"Son los departamentos en los que no se hace un esfuerzo presupuestario suficiente para atender las necesidades actuales en el ámbito del empleo, la reactivación económica, familias y salud", ha señalado.

Para leer más