San José insta a "impedir que el empleo sea una pugna entre jóvenes que lo necesitan y mayores a los que hay que echar"

María jesús San José durante la inauguración del Congreso en Vitoria
GOBIERNO VASCO
Publicado 26/09/2018 11:11:19CET

Inaugura en Vitoria el II congreso sobre gestión de la edad en las organizaciones

BILBAO, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno Vasco, María Jesús San José, insta a colaborar para "evitar la expulsión del talento y la experiencia" y para "impedir que el empleo sea una pugna entre jóvenes, que lo necesitan, contra mayores a los que hay que echar".

En su intervención en el II Congreso sobre gestión de la edad en las organizaciones celebrado este miércoles en el Palacio de Congresos Europa, en Vitoria, impulsado por la Fundación San Prudencia, San José ha felicitado a los organizadores por "su implicación y decisión de abordar un tema que está de actualidad y que va a suponer unos de los desafíos más importantes en un futuro cercano, como es el envejecimiento de la población, y, más concretamente, la gestión de la edad en las organizaciones".

Según ha señalado, "el creciente interés que esta cuestión está suscitando en nuestra sociedad se demuestra en la cantidad de estudios que se publican y en los numerosos debates y foros de todo tipo que se organizan".

Tras señalar que si se hace un repaso por la historia "veremos lo poco que ha cambiado nuestra sociedad en la percepción de la vejez", la consejera ha señalado que, en la actualidad, los estudios y debates sobre el tema se plantean el desafío de convertir el envejecimiento en una oportunidad para el crecimiento de la sociedad en su conjunto", pero "la política se está adaptando escasamente a los cambios" y, en esta materia, "corremos el riesgo de quedarnos atrás en prevenir y crear las respuestas adecuadas al problema".

"Que en Europa, que me parece el marco mínimo en el que debe abordarse el tema, no seamos capaces de garantizar que el envejecimiento no conllevará el incremento de la desigualdad nos abocará a más desafección de la población hacia los poderes públicos, como está ocurriendo con otros asuntos como el cambio climático, los movimientos migratorios o el incremento de la pobreza", ha advertido.

San José ha señalado que, "sea cual sea la resolución del debate sobre si tenemos que alargar la vida laboral, mantenerla o reducirla, viviremos más de 30 años sin ocupación laboral", por lo que, "aparte de asegurar unas pensiones dignas que permitan una calidad de vida a los jubilados, tendremos que plantearnos otros aspectos como el sanitario, el cultural, o la participación en movimientos sociales". "Tendremos más tiempo, tenemos que hacer de ello un regalo, que no se convierta en una pesada carga", ha afirmado.

Según ha advertido, "todo tipo de organizaciones van a resultar afectadas por este fenómeno" y "todas ellas tendrán que adaptarse a esa realidad y responder de manera eficaz a ella". "Los mayores han alcanzado el nivel de formación y, también, de participación social más alto de la historia, cualquiera que sea el tipo de organización no puede desaprovechar el capital intelectual, científico y humano que acumulan", ha subrayado.

También ha considerado que el envejecimiento de la población en general, y de la trabajadora en particular, y "sus múltiples aspectos debe abordarse desde el rigor y la profundidad". Así, ha dicho que se debe "huir de la práctica muy extendida en medios de comunicación y redes sociales del alarmismo y la simplicidad en los planteamientos: problemas complejos no se pueden afrontar con respuestas simples".

PAPEL IMPULSOR

Además, ha señalado que "la investigación social tiene su papel impulsor, la política tiene que plantear soluciones factibles y el ámbito laboral cuenta con un instrumento fundamental para abordar el envejecimiento de su población, como es la negociación colectiva".

En su opinión, es necesario "implicar a toda la organización empresarial a caminar en la misma dirección", así como que "empleadores y empleados" deben acordar mecanismos para "afrontar los protocolos necesarios para evitar la discriminación por razón de edad en las organizaciones" y para "introducir la perspectiva de la edad en "la gestión de la seguridad y salud en el trabajo". En este punto, ha adelantado que Osalan tiene previsto profundizar en él con el objetivo de prevenir consecuencias y adelantarse en las respuestas.

Asimismo, cree preciso la colaboración para "evitar la expulsión del talento y la experiencia acumuladas por la personas de más edad en las organizaciones, asegurar la formación profesional a lo largo de toda la vida, y para impedir que el empleo sea una pugna entre jóvenes, que lo necesitan, contra mayores a los que hay que echar".

"Una perspectiva compleja, pero ilusionante. Un reto que tenemos que saber enfrentar y superar con éxito", ha manifestado San José, para afirmar que "hay que romper con la postura pesimista".