16 de febrero de 2020
 

El sindicato ganadero UAGA critica la orden foral del lobo y apuesta por definir Alava como "zona de excepción"

Actualizado 13/02/2008 15:03:14 CET

VITORIA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El sindicato UAGA criticó hoy la nueva Orden Foral para el control del lobo, que incluye un plan de gestión territorial que zonifique el territorio, y apuesta por "definir Alava como zona de excepción del lobo en un plan de gestión ibérico".

En un comunicado, el sindicato agrario y ganadero criticó la nueva Orden Foral para el control del lobo en el Territorio Histórico de Alava, al considerar que "no hacía falta" porque "ya teníamos una similar antes". Asimismo, denunció que la orden "no ha sido consultada ni propuesta al sector, rompiendo la dinámica de comunicación que durante años se ha mantenido antes de publicar una normativa de esta importancia".

UAGA anunció que el sector "no comparte que esta orden deba formar parte de un Plan de Gestión territorial para el control del lobo en la que se incluya la zonificación del territorio". "Debe quedar claro que en este Territorio la ganadería extensiva ocupa, de manera uniforme, todo el espacio disponible para su aprovechamiento en pastoreo y por lo tanto creemos que no se puede zonificar en función de la presencia del lobo", explicó.

Además, recordó que, "tal como aseguró en rueda de prensa el diputado de Medio Ambiente, Mikel Mintegui, al Norte del Duero, se encuentra, probablemente, la mayor población de lobos del mundo y al Sur el lobo ha tenido una expansión espectacular".

En este sentido explicó que, según la normativa europea, el lobo es una especie de interés comunitario, no prioritaria al Norte del Duero y en estado de conservación favorable. Sin embargo, no está catalogada como especie amenazada en la Ley 19/1994 de 30 de junio de Conservación de la Naturaleza de la Comunidad Autónoma Vasca.

Respecto a las declaraciones del diputado en las que subrayó "la necesidad de buscar el equilibrio entre la conservación y los ataques a la ganadería", UAGA consideró que "hay otras alternativas y normativa establecida para situaciones de incompatibilidad". Al respecto explicó que en una de las últimas reuniones con la Diputación, el sindicato presentó una propuesta global, también basada en la legislación vigente, "a la que nadie ha respondido".

La propuesta del sector consiste en que conforme a lo dispuesto en el artículo 16 de la directiva 92/43/CEE, se elabore conjuntamente entre Gobierno Vasco y Diputación un Informe de Excepcionalidad, en el escenario de un plan de ámbito peninsular para la gestión del lobo ibérico. Además, el sindicato solicitó la creación de una comisión de seguimiento, con representación de UAGA, Sergal y los ganaderos afectados, "donde se evalúen todas las actuaciones en torno a este tema".

Además, el sindicato consideró que junto con la Orden Foral, "se debería valorar el conjunto de medidas que se ponga en práctica, con el fin de observar si se reduce la presión hacia la ganadería extensiva hasta niveles mínimos, lo que en definitiva debería ser el objetivo de dicha Orden". Para UAGA y Sergal, "la propuesta de excepcionalidad es la única que puede dar solución efectiva al problema del lobo en nuestro Territorio".

Por ello, el sector ganadero consideró necesario "promover un amplio debate social sobre el tema, en el que intervengan diversos agentes de la comunidad científica que, desde una visión multidisciplinar, profundicen en el significado y claves de sostenimiento de la ganadería extensiva y valoren la distorsión que significa la presencia del lobo en el Territorio de la forma más objetiva posible".

"Hemos comprobado que, sobre todo en los últimos años, la situación ha empeorado y existe el riesgo real de desaparición de actividades ligadas a la ganadería extensiva en una parte importante del territorio alavés", concluyó.