El sindicato Hiru interpone un recurso ante el Tribunal Supremo contra el ROTT por considerarlo "discriminatorio"

Publicado 24/05/2019 16:34:01CET
EUROPA PRESS - Archivo

BILBAO, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de transportistas de Euskal Herria, Hiru, ha interpuesto un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo en contra del Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT), que entró en vigor el pasado 21 de febrero, por considerar que los cambios realizados en la normativa referentes a la obtención de la capacitación son "discriminatorios".

En un comunicado, Hiru ha recordado que con la entrada en vigor del nuevo reglamento, todo aquel que quiera optar a hacer el examen de capacitación deberá tener unos estudios mínimos (FP, bachillerato o estudios superiores).

Tras asegurar que no están en contra de la formación, dado que llevan años reivindicando que la creación de unos estudios reglados sería la "mejor forma de acceder al sector", Hiru ha precisado que no alcanzan a comprender "cómo a aquellos que llevan años ejerciendo en el sector de manera legal y eficiente, y que no tienen título, se les expulse del mercado por no poder, ni siquiera, optar a hacer el examen".

"Es evidente que por cuestiones de edad, fundamentalmente, muchos de esos transportistas carecen de títulos de estudios superiores que les permitan hacer el examen", ha manifestado, para lamentar que "después de años trabajando y sacando adelante una empresa de forma eficiente, el esfuerzo de tanto tiempo puede desaparecer y destinará a estos trabajadores al paro y la exclusión social o, en el mejor de los casos, a trabajar para falsas cooperativas de forma precaria y sin futuro alguno".

Hiru ha señalado que el Ministerio de Fomento "no está por la labor de revisar y adecuar la normativa, y está claro que lo único que fomenta el ROTT es el camino hacia las falsas cooperativas".

Por ello, el sindicato de transportistas ha optado por la vía judicial, para defender el trabajo de esos transportistas autónomos en activo y con empresas "totalmente solventes", que no van a tener más opciones que "bajar la persiana u optar por puertas traseras como las falsas cooperativas".

Para leer más